Miércoles 20 de octubre de 2021

El Papa: El Card. Monsengwo fue "una figura grande y respetada" en su país y en la Iglesia

  • 13 de julio, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Telegrama de pésame del pontífice por la muerte del arzobispo emérito de Kinshasa, su estrecho colaborador en el Consejo de Cardenales.
Doná a AICA.org

El papa Francisco envió un telegrama de condolencia al cardenal Fridolin Ambongo Besungu, arzobispo de Kinshasa, República Democrática del Congo, por la muerte del cardenal Laurent Monsengwo Pasinya.

La muerte del arzobispo emérito de Kinshasa ocurrió el pasado domingo 11 de julio en Versalles, Francia.

En el texto, Francisco dice que se enteró "con tristeza de la muerte del cardenal Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo emérito de Kinshasa", y presenta sus "más sinceras condolencias" al cardenal Fridolin y a la familia del difunto cardenal", a los obispos auxiliares y a los fieles de las diócesis de Inongo, Kisangani y Kinshasa, de las que fue sucesivamente pastor”.

"Pido al Padre de toda misericordia que acoja en su paz y en su luz a este exégeta, a este hombre de ciencia, a este gran hombre espiritual y a este pastor intensamente dedicado al servicio de la Iglesia, dondequiera que se le haya llamado", subraya el Papa.

"Atento a las necesidades de los fieles, lleno de valentía y determinación, el cardenal Monsengwo dedicó su vida de sacerdote y obispo a la inculturación de la fe y la opción preferencial por los pobres. De esta manera, encarnó la misión profética de la Iglesia. Hombre de justicia, paz y unidad, estuvo profundamente involucrado en el desarrollo humano integral de la República Democrática del Congo”, señala Francisco en el telegrama.

Según el pontífice, "el cardenal Monsengwo fue una figura grande y respetada en la vida eclesial, social y política de la nación y siempre estuvo comprometido con el diálogo y la reconciliación de su pueblo. Su contribución fue significativa para el progreso del país. Fiel y un estrecho colaborador en sus últimos años, no dejó de aportar su contribución a la vida de toda la Iglesia".

Finalmente, el Papa concede su bendición apostólica al cardenal Fridolin, obispos auxiliares, sacerdotes, consagrados, la familia del cardenal fallecido y sus familiares, el pueblo diocesano y a todos los que participarán en el funeral del cardenal.+