Miércoles 7 de diciembre de 2022

El Papa advirtió a los educadores católicos acerca de la colonización ideológica

  • 12 de noviembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Hoy, la colonización ideológica destruye la personalidad humana y, cuando entra en la educación, provoca desastres", alertó Francisco ante la Unión Mundial de Docentes Católicos.
Doná a AICA.org

El papa Francisco se reunió, el sábado, con los miembros de la Unión Mundial de Maestros Católicos en el Vaticano (WUCT por sus siglas en inglés), con motivo de su Asamblea General en Roma, que elegirá el nuevo Comité Ejecutivo.

La WUCT se constituyó en 1951, como una red que reúne a las asociaciones de docentes católicos con el objetivo de coordinar su trabajo de estudio e investigación, para llevar las enseñanzas de la Iglesia al mundo de la educación y la escuela. Sus prioridades son crear un sistema educativo que involucre a padres, docentes y alumnos, a fin de otorgarles a todos la debida responsabilidad dentro de la comunidad educativa.

“Colaboradores del Papa” 
En su discurso, el papa Francisco agradeció a los miembros del Comité Ejecutivo saliente por su "servicio fiel y generoso" durante estos últimos años, y animó a la organización a "tomar una visión positiva" respecto de los muchos desafíos que enfrenta hoy, incluido el del "relevo generacional”, que afecta especialmente al liderazgo.

Recordó que la misión de los miembros de la Unión, como “colaboradores del Papa”, es animar y motivar a los maestros católicos a ser plenamente conscientes de su importante misión como educadores y testigos de la fe, individualmente o dentro de grupos de colegas.

“De esta manera –señaló- hacen presente en el mundo académico el servicio de la Iglesia de apoyar a los maestros católicos en la fe, para que puedan realizar su trabajo y dar testimonio de la mejor manera posible, en situaciones muchas veces complejas en los niveles relacionales e institucionales”.

Al señalar que la presencia de educadores cristianos en las comunidades escolares es "de vital importancia", el Santo Padre recordó que los maestros cristianos están llamados a ser "plenamente humanos y completamente cristianos". Por lo tanto, "no deben ser espiritualistas y 'de otro mundo'", sino más bien “arraigados en su propio tiempo y cultura”, y “capaces de comprender las más profundas necesidades, interrogantes, miedos y sueños de los estudiantes”.

“No hay humanismo sin cristianismo. Y no hay cristianismo sin humanismo”
Al mismo tiempo, prosiguió el Papa, es importante que los maestros católicos sean capaces de testimoniar con su vida y sus palabras que la fe cristiana abarca toda la experiencia humana, “sin cortar las alas de los sueños de los jóvenes y sin empobrecer sus aspiraciones”. 

En efecto, el Papa recordó que “en la tradición de la Iglesia, la educación de los jóvenes ha tenido siempre como fin la formación integral de cada persona humana, en todas sus dimensiones”.

Francisco enfatizó además la “gran responsabilidad” de los docentes que están en condiciones de “dejar una huella, para bien o para mal”, en la vida de los niños, adolescentes y jóvenes a ellos confiados.

“¡Todos nosotros sabemos, por experiencia personal, lo importante que es tener buenos maestros y educadores sabios en nuestros años de formación!”

Esto también requiere la capacidad de los educadores para reevaluar continuamente sus propias motivaciones y sus métodos: “No pueden ser rígidos”, porque “la rigidez destruye la educación”, insistió.

La colonización ideológica en la educación provoca desastres
La tarea del WUTC, prosiguió el Papa, es, por tanto, “ayudar a los profesores a mantener su deseo de crecer junto con sus alumnos, a encontrar las formas más eficaces de transmitir la alegría de aprender y el deseo de la verdad, empleando un lenguaje y formas culturales adecuadas a los jóvenes de hoy”. 

Al mismo tiempo, el pontífice destacó la necesidad de ayudar a los maestros católicos a "discernir con cuidado las novedades que nos hacen crecer a partir de la ideologización" de la educación, advirtiendo contra la colonización ideológica.

“Hoy, la colonización ideológica destruye la personalidad humana y, cuando entra en la educación, provoca desastres”.

Promover la conciencia sobre el Pacto Mundial sobre Educación
Al finalizar su discurso, el Papa Francisco invitó al WUTC a ayudar a sensibilizar a los docentes católicos sobre el Pacto Mundial sobre Educación, el proyecto que lanzó en 2019 “para involucrar a múltiples actores y partes interesadas a nivel internacional, para reconstruir la frágil alianza educativa, presentando a las nuevas generaciones los valores de respeto, diálogo y solidaridad, a través de la inversión de los mejores recursos disponibles en una educación de calidad.

Para concluir, el Santo Padre animó a la WUTC a mirar hacia el futuro con esperanza y dar un nuevo impulso a la misión de la organización.+