Jueves 3 de diciembre de 2020

El Papa a los escolapios: educar en el respeto a la persona y a la creación

  • 12 de noviembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco invitó a los religiosos a renovar el compromiso y el entusiasmo del fundador San José de Calasanz

El papa Francisco envió un mensaje al prepósito general de la Orden de los Clérigos Regulares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías (padres escolapios), padre Pedro Aguado Cuesta, con ocasión del IX Seminario de Formación de Educadores, promovido por la Comisión de Educación de las Uniones de Superiores y Superioras Generales, que se desarrolla de manera virtual del 12 al 14 de noviembre.

Valorar a la persona, acogerla e involucrarla: estas son las tres líneas de acción para relanzar el pacto educativo que el Papa señaló en su mensaje difundido hoy por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Francisco recuerda que “la vida consagrada siempre ha estado a la vanguardia de la tarea educativa” siguiendo el ejemplo de san José de Calasanz, fundador en Roma de la primera escuela popular libre y abierta para todos. 

“Hoy la Iglesia -escribe el pontífice- los llama a renovar esta resolución partiendo de su propia identidad y les agradezco haber recogido este testimonio con tanto compromiso y entusiasmo”.

Un futuro de paz
La primera de las tres líneas sugeridas por el Papa es la puesta en valor de la persona, con “su dignidad para resaltar su especificidad, su belleza, su singularidad y, al mismo tiempo, su capacidad para relacionarse con los demás y con la realidad que lo rodea”. 

Campaña Donación AICA

La tarea del educador es sacar “habilidades y recursos” para “construir juntos un futuro de justicia y paz”.

“Educar, anunciar y transformar”
Por eso, trabajar con la gente en nombre de la aceptación, la otra pauta, y animar “a nuestros niños y jóvenes -destaca el Papa- a aprender a relacionarse, a trabajar en grupo, a tener una actitud empática que rechace la cultura de desperdicio”. 

“De la misma manera -continúa- es importante que aprendan a salvaguardar nuestra casa común, protegiéndola de la explotación de sus recursos, adoptando estilos de vida más sobrios y tratando de explotar al máximo las energías renovables respetando el medio ambiente humano y natural, respetando los principios de subsidiariedad y solidaridad y de la economía circular”.

Ver el mundo con nuevos ojos
Por último, Francisco explica la importancia de implicar, recordando que escuchar al otro no debe ser sólo “mera escucha y olvido”. “Involucrarse y comprometerse significa trabajar para dar a los niños y jóvenes -subraya el Papa- la oportunidad de ver este mundo que les dejamos con una mirada crítica, capaz de comprender los problemas en los campos económico, político, de crecimiento y de progreso y proponer soluciones verdaderamente al servicio del hombre y de toda la familia humana en la perspectiva de una ecología integral“. Al concluir la carta dirigida al padre Pedro Aguado Cuesta, superior general de los escolapios, el Papa asegura su oración al Señor de que “la vida consagrada es también parte esencial de la alianza educativa global en este momento histórico”. +