Sábado 26 de noviembre de 2022

El Papa a Cáritas Española: "No basta dar, hay que darse"

  • 5 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre recibió este lunes 5 de septiembre a una delegación de unas 30 personas, de Cáritas Española, con motivo del 75 aniversario de su fundación.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió hoy, 5 de septiembre, al Consejo General de Cáritas Española, encabezado por su presidente, Manuel Bretón; su secretaria general, Natalia Peiro; y el arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cardenal Juan José Omella.

El pontífice subrayó en su discurso como esta institución “se ganó el respeto de la sociedad española, más allá de sus creencias e ideologías, porque la Caridad, el Amor con mayúsculas, es el rasgo más esencial del ser humano, creado a imagen de Dios, y por ello el lenguaje que más nos acomuna”.

Según el mismo Santo Padre, “el modo de amar divino puede ser pauta del trabajo de Cáritas, si Cristo nos llama a la comunión con Dios y con el hermano, el esfuerzo de ustedes se encamina precisamente a reconquistar esa unidad a veces perdida en las personas y en las comunidades”.

Los “retos” de Cáritas
“Si Cristo nos llama a la comunión con Dios y con el hermano, su esfuerzo se encamina precisamente a reconquistar esa unidad a veces perdida en las personas y en las comunidades. Y me parece que esto es algo que ustedes ya proponen, cuando plantean algunos retos en este esfuerzo”, afirmó el Papa.

El Santo Padre señaló que el primer reto es que “no son los resultados los que nos mueven, cumplir objetivos programados, sino ponernos delante de esa persona que está rota, que no halla su lugar, y acogerla, abrir para ella caminos de restauración, de modo que pueda encontrarse a sí misma, siendo capaz, a pesar de sus limitaciones y las nuestras, de buscar su sitio y de abrirse a los demás y a Dios”.

El segundo reto propuesto es “realizar acciones significativas: No bastan gestos que buscan 'salir del paso', pero que no promueven un verdadero cambio en las personas, no basta dar, hay que darse. La caridad supone siempre una donación oblativa de la propia vida”.

Francisco invitó a ponerse “delante de las personas que están rotas para abrir con ellas caminos de restauración”.

El último reto, según el Santo Padre, tiene que ser buscar siempre “ser cauce de la acción de la comunidad eclesial: Cáritas se nos propone como esa mano tendida que es de Cristo cuando nosotros la ofrecemos al que nos necesita, y a la vez nos permite aferrar a Cristo cuando Él nos interpela en el sufrimiento del hermano. Ser cauce no es simplemente una gestión más ordenada de los recursos, o un espacio en el que poder descargar la responsabilidad de esta delicada misión eclesial. Ser cauce debería entenderse, sobre todo, como esa oportunidad -de la que todos deberían aprovecharse- para hacer esa experiencia única y necesaria a la que el Señor nos invita cuando dice: '¿Quieres saber quién es tu prójimo? Ve tú y haz lo mismo'”.

El Papa le pidió al final de su discurso "cuidar los recursos, pero no caer en la gran empresa de la caridad, donde el 40, 50, 60% de los recursos se va para pagar sueldos a los que trabajan en ella".

El presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón, agradeció a Francisco su “ejemplo de solidaridad, lucha por la justicia y el cuidado de la casa común. Una vez más quiero agradecerle en nombre de todos los que formamos Cáritas Española su compromiso por seguir alentando y manteniendo nuestra institución”, aseguró.

En su mensaje, recordó que a lo largo de estos 75 años Cáritas tuvo que afrontar tiempos difíciles. “Nos hemos tenido que adaptar, como el mundo entero a las secuelas de una pandemia y a una guerra cercana a las puertas de Europa, sin olvidar todas las que siguen abiertas en el mundo”.+