Sábado 1 de abril de 2023

El Padre Revello miembro de la Academia Pontificia para la Vida

  • 11 de marzo, 2015
  • Ciudad del Vaticano
El presbítero Rubén Revello, director del Instituto de Bioética de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), fue designado miembro de la Academia Pontificia para la Vida, en el marco de una ceremonia efectuada el 5 de marzo en el aula Sinodal del Auditorio Pablo VI del Vaticano, en la que expuso cuáles son las actividades que se realizan en su país. El sacerdote argentino dio a conocer el Master en Bioética de la UCA, además de la docencia en grado y posgrado de Bioética en la carrera de Medicina. Comentó la actividad de asesoramiento que realiza el Instituto tanto a nivel pastoral como académico y legislativo. Obtuvo gran reconocimiento por los trabajos realizados en las líneas de investigación en genética y final de vida. Terminada la presentación los nuevos miembros fueron recibidos en audiencia por el papa Francisco.
Doná a AICA.org
El presbítero Rubén Revello, director del Instituto de Bioética de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA), fue designado miembro de la Academia Pontificia para la Vida, en el marco de una ceremonia efectuada el 5 de marzo en el aula Sinodal del Auditorio Pablo VI del Vaticano, en la que expuso cuáles son las actividades que se realizan en su país.

El sacerdote argentino dio a conocer el Master en Bioética de la UCA, cuya decimoquinta promoción inicia estos días, además de la docencia en grado y posgrado de Bioética en la carrera de Medicina.

Asimismo comentó la actividad de asesoramiento que realiza el Instituto tanto a nivel pastoral como académico y legislativo. Obtuvo gran reconocimiento por los trabajos realizados de las líneas de investigación en genética y final de vida.

Terminada la presentación los nuevos miembros se dirigieron a la Sala Clementina donde el papa Francisco los recibió personalmente.

La Academia Pontificia para la Vida fue creada el 11 de febrero de 1994 por Juan Pablo II mediante el motu proprio "Vitae Mysterium".

Tiene por objetivo el estudio, información y formación acerca de los principales problemas de la biomedicina y del derecho, relativos a la promoción y a la defensa de la vida, sobre todo en la directa relación que estos tienen con la moral cristiana y con las directivas del Magisterio de la Iglesia Católica.

La Academia colabora con la Curia Romana cuando se tratan temas referentes a la vida, sobre todo con la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Esta Institución se constituye a partir de miembros designados cuya contribución se requiere para temas específicos, en relación a la competencia particular de cada uno de ellos.

Miembros honorarios
Además de los miembros ordinarios, la Academia Pontificia para la Vida tiene 19 miembros honorarios, dos de los cuales son los argentinos Alberto Caturelli, de Córdoba, y Hugo Obiglio, de Buenos Aires.+