Sábado 16 de octubre de 2021

El obispo de Orán y la lucha por dignificar la vida de los aborígenes

  • 29 de abril, 2013
  • San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA)
El obispo de Orán, monseñor Marcelo Colombo, agradeció a la comunidad diocesana el apoyo que vienen brindando en los reclamos que la Iglesia acompaña a favor de la problemática indígena, que el año pasado se dedicó con esmero en lograr una regularización de los dominios sobre distintos lotes del territorio provincial y en hacer notoria la vulneración de derechos que el proyecto de reforma del Código Civil traería sobre "derechos fundamentales" que la reforma constitucional les obtuvo.
Doná a AICA.org
El obispo de Orán, en la provincia de Salta, monseñor Marcelo Colombo, agradeció a la comunidad diocesana el apoyo que vienen brindando en los reclamos que la Iglesia acompaña a favor de la problemática indígena, entre los que destaca la regularización de los dominios por parte de las comunidades autóctonas.

"Dios bendiga a nuestros hermanos y hermanas aborígenes, primeros pobladores de nuestras tierras", comienza una carta del obispo enviada con motivo de la Semana del Aborigen, que se celebró entre el 19 y el 25 de abril. "En el Año de la Fe, no dejamos de pensar en la misión que Dios les ha encomendado de cuidar nuestra tierra y de darnos su parecer y su reclamo cuando en nuestro utilitarismo materialista, convertimos la Creación de Dios en un escenario de despojos y deshechos", continuó el prelado.

En este sentido, agradeció a toda la comunidad diocesana por la "creciente sensibilidad" con que acompaña su ministerio pastoral en relación con las comunidades aborígenes, que el año pasado se posó con esmero a lograr una regularización de los dominios sobre distintos lotes del territorio provincial.

No obstante, monseñor Colombo también recordó que el 2012 "dejó un gusto amargo" por el proyecto de reforma del Código Civil, que propuso una "mutación sustancial" del régimen jurídico que rige a las comunidad aborígenes. El prelado estimó que tales modificaciones harían caer "derechos fundamentales" que la reforma constitucional de 1994 les obtuvo.

En este sentido, reconoció el trabajo de la comunidad jurídica nacional, del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA), y el de su delegado, el presbítero José Auletta. También valoró el apoyo de la Iglesia anglicana y otras comunidades religiosas que asesoran y asisten a los pueblos originarios.+

Texto completo del mensaje