Lunes 30 de noviembre de 2020

El obispo de Jujuy a las madres: No pierdan la tradición de transmitir la fe

  • 12 de octubre, 2020
  • Río Blanco (Jujuy) (AICA)
"De la mano de María, agarrados de su mano maternal, podremos salir adelante en estos tiempos difíciles", afirmó Mons. Fernández al presidir la segunda peregrinación virtual a la Virgen del Río Blanco

El obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, presidió el 11 de octubre la segunda peregrinación a Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco, que en el centenario de su coronación pontificia se realizó en modalidad virtual y con el lema “María viene a nuestro hogar para acompañar y consolar a sus hijos”.

Antes del saludo ritual, el prelado se solidarizó con la familia de Alejandra Álvarez, quen fue encontrada muerta en la ruta 66, pidiendo a la Virgen fuerza y el consuelo .

Monseñor Fernández recordó que este domingo se dedica a orar por las misiones y a apoyar ecómicamente la tarea misionera de la Iglesia.

“Esta tarea misionera es responsabilidad de todos, porque todos somos discípulos y misioneros”, afirmó.

Refiriéndose al evangelio de este dia de peregrinacion, el obispo jujeño hizo referencia a la visitación de la Virgen a su prima: “Seguramente María dialogó con su Hijo durante todo el embarazo y en el camino hacia la casa de su prima”. En esa relación tan personal que tienen las madres con sus hijos, María fue relacionándose con su Hijo desde que lo llevaba en su seno.

Monseñor Fernández destacó que también hoy las madres transmiten a sus hijos la fe y en ese diálogo personal les van como contagiando los valores espirituales.

“Cuando María se encuentra consu prima le transmite también la alegria de la presencia del Hijo que lleva en sus entrañas”, subrayó, y señaló la importancia que tiene que las madres sostengan la fe de sus hijos.

“María llevó de la mano a Jesús y así tambien nos lleva a nosotros de la mano en nuestro camino de fe”, sostuvo, y expresó un deseo: “Ojalá que siempre seamos como niños pequeños que nos agarramos fuerte de la mano de nuestra Madre del cielo”.

“No somos huérfanos, tenemnos Padre y Madre y somos siempre sostenidos por su amor y por su mano cariñosa”, indicó.

El obipso contó después una experiencia de su infancia recordando cómo su madre lo llevaba todos los años a la Virgen de Pompeya, a quien le había hecho una promesa cuando nació y lo alzaba para besar el pie de la imagen de la Virgen.

“Así tambien muchas madres enseñan a sus hijos, desde pequeños, a saludar con la manito a la Virgen, o a tirarle un besito , como lo hacen muy bien los niños”, memoró, e invitó a las madres a no perder esa costumbre y marcar la fe de sus hijos desde pequeños.

“Que no se pierda esa tradición, sino que la conservemos en nuestras familias”, pidió.

Refiriéndose a las familias que seguían la transmisión por televisión, el prelado dijo que pongan en el centro del hogar la imagen o el cuadro de Maria, y que así no se pierda la devoción, sino que se transmita de generación en generación”.

Monseñor Fernández terninó su homilía deseando a las familias que sientan en este día la presencia maternal de Maria Santísima y que no se sientan solos en el camino de la vida.

“De la mano de María, agarrados de su mano maternal, podremos salir adelante en estos tiempos difíciles que transitamos”, aseguró.+