Sábado 22 de enero de 2022

El episcopado español aprueba un decreto general para hacer frente a los abusos

  • 19 de noviembre, 2021
  • Santiago de Compostela (España) (AICA)
Se convierte "en la primera conferencia episcopal en el mundo que aprueba este conjunto de normas" que tendrá validez "en todas las diócesis, en las instituciones religiosas de derecho diocesano".
Doná a AICA.org

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) aprobó un decreto general sobre protección de menores y frente a los abusos que “pone al día” la normativa que los propios obispos habían realizado en marzo de 2020. Esto es, incorporó la reforma del libro VI del Código de Derecho Canónico del pasado mes de junio, así como el vademécum publicado por la Santa Sede.

De este modo, según ha comunicado la propia CEE, la española se convierte “en la primera conferencia episcopal en el mundo que aprueba este conjunto de normas” y avanza que tendrá validez “en todas las diócesis, en las instituciones religiosas de derecho diocesano”. Entrará en vigor en cuanto reciba la aprobación por parte de la Santa Sede.

El secretario general y portavoz de la CEE, monseñor Luis Argüello, que fue el encargado de realizar el anuncio desde Santiago de Compostela –a donde los obispos españoles peregrinaron este viernes con motivo del Año Santo Compostelano–, afirmó que “no estamos por la labor de realizar investigaciones de carácter sociológico o estadístico”, pues “lo decisivo es el conocimiento de las víctima”. 

“Nuestro principal interés es que cada víctima pueda sentir que la Iglesia, en cada diócesis y en cada congregación está dispuesta a acoger su situación, y si se deriva la posibilidad de abrir un procedimiento se abriría, porque la Iglesia aunque tiene un periodo de prescripción de veinte años, siempre está abierta a levantar la prescripción”.

Así se expresó el portavoz del episcopado español durante la rueda de prensa en la que explicó las conclusiones de la Asamblea Plenaria celebrada esta semana. Entre los asuntos aprobados en la reunión, destaca el Decreto General sobre la protección de menores. 

Su implantación permitirá una mayor coordinación y rapidez para afrontar este tipo de casos y también garantizar los derechos de todas las partes clarificando aspectos que antes se interpretaban por analogía jurídica.

También en relación a la protección de menores, la Asamblea Plenaria concretó la formación y el trabajo del Servicio de coordinación y asesoramiento para las Oficinas de protección de menores. Se recogieron los aportes de los responsables de las Oficinas diocesanas o provinciales con las que tuvo lugar un encuentro en Madrid el pasado mes de septiembre.

El obispo auxiliar de Valladolid recalcó que, desde el año 2001, la Iglesia Universal ha comenzado a dar pasos respecto a cómo afrontar estas situaciones de abusos a menores: “La Iglesia española, a partir de las normas que dese la Iglesia universal se dieron en 2010, comienza un procedimiento de puesta en marcha de maneras de afrontar los casos de abusos sexuales, de poder y de conciencia. Tras el encuentro de los presidentes de las conferencias episcopales en 2019 con el papa Francisco, los pasos se han dado con especial singularidad”, recordó.

Asimismo, monseñor Argüello informó que desde que se abrieran las oficinas de atención en las diócesis en el primer semestre de 2020, la realidad es que en mayoría de ellas no hubo ninguna denuncia: “En las que hubo se pudo dialogar personalmente con las víctimas. En bastantes casos”, precisó.

En cualquier caso, el Secretario General de la CEE es consciente de que queda trabajo por hacer, ya que alerta que los casos de abusos han aumentado en los últimos años, si bien el porcentaje en el seno de la Iglesia apenas ha sido del 0,8%. Por ello, Mons. Argüello no comprende por qué el foco está únicamente en la institución eclesiástica.

“Deseamos que venga el Papa a Santiago”
La jornada de los obispos en Compostela estuvo marcada, además, por la posible visita del papa Francisco a la capital gallega. De hecho, dijo que “darían saltos de alegría” si se pudiese concretar la visita durante la Peregrinación Europea de Jóvenes, que tendrá lugar del 4 al 8 de agosto, a la que ya han confirmado asistencia más de 10.000 jóvenes.

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reiteró su invitación al Santo Padre –estaba presente el nuncio, monseñor Bernardito Auza– para que peregrine a la tumba del apóstol Santiago en un encuentro con los obispos.

En otro orden de cosas, los obispos dieron el visto bueno a la elaboración de un documento sobre la situación actual de la sociedad española, que se titulará Persona, Familia y Bien Común. Un texto que abordará el “acelerado proceso de cambio” que se vive en nuestro país y se articulará en torno a varias propuestas: la importancia de la cuestión de Dios, la familia entre hombre y mujer y la vinculación frente al desarraigo de los migrantes, de la España vaciada.

En este sentido, analizarán cuestiones como el Estado de bienestar, el trabajo, las migraciones o la ecología integral. Se trata de “un banderín de enganche”, dijo monseñor Argüello, para dialogar con la sociedad española.

Finalmente, la Plenaria aprobó el presupuesto del Fondo Común Interdiocesano, que se incrementa en diez millones de euros hasta los 295, ha ultimado los detalles de la visita ad limina de los obispos al Papa, que se realizará entre diciembre y enero, y ha fijado las nuevas fechas de la fase diocesana del proceso sinodal, pues la celebración de la Asamblea Sinodal Española tendrá lugar el próximo 11 de junio.+