Martes 15 de junio de 2021

El Centro para la Protección de los Menores se transforma en Instituto de Antropología

  • 28 de abril, 2021
  • Roma (Italia) (AICA)
A partir del 1 de septiembre de 2021 el Centro de la Pontificia Universidad Gregoriana pasará a ser un instituto de estudios interdisciplinares sobre la dignidad humana
Doná a AICA.org

El Centro para la Protección de los Menores (CCP) de la Pontificia Universidad Gregoriana pasará a ser -a partir del próximo 1 de septiembre- el Instituto de Antropología. Estudios interdisciplinares sobre la dignidad humana y el cuidado de las personas vulnerables (IADC). 

La Congregación para la Educación Católica aprobó dicha transformación que permitirá al Centro ampliar su alcance, ofrecer titulaciones académicas y establecer su propio cuerpo docente.

El IADC proseguirá y desarrollará la contribución que realiza actualmente el CCP a la comunidad académica, centrándose específicamente en los estudios interdisciplinares sobre la dignidad humana y el cuidado de las personas vulnerables. 

Como su nombre indica, el IADC ofrecerá un enfoque proactivo y positivo a cuestiones tan delicadas como son la prevención del abuso sexual, la intervención y la salvaguardia, informa la Universidad Gregoriana en su sitio web.

Desde su creación en 2012 como parte del Instituto de Psicología de la Pontificia Universidad Gregoriana, el CCP centró su trabajo en el cuidado de las víctimas y sobrevivientes de abuso infantil. 

Su objetivo inicial era ofrecer formación y recursos para la investigación sobre la prevención del abuso sexual infantil partiendo de una propuesta teórica colectiva, filosófica, teológica y psicológica para integrar las perspectivas antropológicas. Esto se llevó a la práctica por primera vez entre 2012 y 2014 a través de un programa de aprendizaje combinado. 

Posteriormente, condujo a que se crearan un programa de aprendizaje combinado más amplio y dos programas presenciales: el Diplomado en Protección de Menores y el “Licentiate in Safeguarding”. 

Aunque el trabajo del CCP sigue centrándose en gran parte en el abuso infantil, se comenzó a incluir paulatinamente la cuestión del abuso de personas vulnerables. Su enfoque se fue ampliando gradualmente para confrontarlo y desarrollarlo dentro del concepto más amplio de dignidad humana. 

La demanda de los programas y de la participación del CCP en eventos académicos y formativos tanto locales como internacionales es cada vez mayor, lo que confirma que ha llegado a ser una institución de referencia en la materia. 

Este reconocimiento requiere un enfoque académico e institucional diverso que va más allá de la capacidad de un centro.

La disciplina académica de “Antropología”, con la variedad de disciplinas que incluye, permitirá que el IADC extienda su compromiso con la investigación y el diálogo científico. 

Por lo tanto, se ampliará la labor del CCP identificando y analizando los factores antropológicos, sociales y sistémicos que ponen en peligro la dignidad humana. De este modo, se podrá promover un cuidado y protección efectivo de todas las personas, principalmente de los niños, que son los más vulnerables. 

El IADC espera responder así a los clamores de justicia y curación, desarrollar estrategias para ayudar a que las personas heridas por el abuso puedan hacerle frente de manera eficaz y constructiva, y promover la creación de entornos seguros y saludables para un crecimiento y bienestar humano integral.

La investigación antropológica contemporánea requiere un enfoque interdisciplinar e intercultural. Una consecuencia de la interdisciplinariedad es la suma exponencial de conocimientos derivados de las distintas disciplinas y su consiguiente especialización, lo que favorece una exploración científica multidimensional de la dignidad humana. 

En las diferentes disciplinas que se abordan, se estudian y se enseñan en las unidades académicas de la Gregoriana, existen puntos coincidentes que sólo se pueden combinar a través de ese trabajo interdisciplinario. 

Por último, el enfoque intercultural incorpora la contribución de la globalización y el constante intercambio entre culturas, traspasando fronteras y contextos. 

Se trata de consideraciones indispensables en cualquier investigación antropológica hoy día, y más aún en lo que se refiere a la protección de la vida y la dignidad humanas.+