Domingo 5 de febrero de 2023

El Card. Poli presidió la misa por los 80 años de la capilla del cementerio de la Chacarita

  • 3 de noviembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo de Buenos Aires subrayó la importancia de creer en la resurrección y destacó el gesto "piadoso, religioso y profundo" de quienes visitan a sus difuntos el 2 de noviembre.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió este 2 de noviembre la misa en la capilla del cementerio de la Chacarita, que cumplió 80 años de existencia en ese camposanto porteño. 

La Eucaristía se enmarcó en el gesto misionero “Consuelen a mi pueblo”, cuyo objetivo es acompañar a las personas que se acercaran a los cementerios porteños para dejar una ofrenda en la conmemoración de los Fieles Difuntos.

En la homilía, el purpurado porteño reflexionó sobre la frase del ángel que se le presenta a las mujeres frente al sepulcro de Jesús y les dice, y también a quienes hemos venido hoy a honrar a los difuntos, “no busquen entre los muertos al que está vivo”. 

“Por el bautismo recibimos la fe. La fe del cristiano, nosotros la practicamos de muchas maneras: creemos en la Iglesia, creemos que pertenecemos al pueblo santo de Dios, creemos en los sacramentos, en los preceptos de la Iglesia; pero si hay algo más importante que todo es que creemos que Jesús resucitó”, subrayó. 

El cardenal Poli recordó que el consuelo de la fe “no es un consuelo de tontos, como decimos los porteños. Es la fe profunda en la resurrección de Jesús, ese es nuestro consuelo. Es consuelo con mayúsculas, es el abrazo de Dios. Nos recuerda sus promesas, porque nos ama tanto”.

“Confiemos en Jesús. Mientras vamos peregrinando sepamos que nuestros fieles difuntos –en el mejor de los casos- se nos adelantaron”, invitó a reflexionar y citó a San Bernardo.

“Que el Señor nos conceda a todos, a quienes vienen a conmemorar a sus fieles difuntos, a hacer este gesto piadoso, religioso, profundo, de acercarse a donde están los restos, pero para elevar la mente. Nosotros decimos: ‘no busquen entre los muertos, al que está vivo’. Jesús resucitó, esa es nuestra alegría. Que el Señor nos conceda el aumento de la fe”, concluyó, e invitó a decir como los discípulos a Jesús: “Señor, auméntanos la fe”.+