Lunes 27 de mayo de 2024

El Card. Parolin aseguró que 'hay novedades' en la misión de paz en Ucrania

  • 11 de mayo, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Secretario de Estado ha vuelto a hablar de la iniciativa en Ucrania, anunciada por el Papa a su regreso de Budapest: "La misión seguirá adelante".
Doná a AICA.org

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, consideró este miércoles que la misión para detener la guerra en Ucrania -anunciada por el Papa Francisco a su regreso de Budapest- "seguirá adelante" y reveló que "hay novedades", pero que son de "carácter reservado". Asimismo, opinó que la misión "seguirá adelante", en unas declaraciones recogidas por los medios vaticanos.

Sobre los "desmentidos" de Kiev y Moscú tras el anuncio del Papa Francisco de la existencia de la misión, Parolin precisó: "No fueron desmentidos, dijeron que no sabían nada, pero luego hubo contactos en los que se aclaró por ambas partes que se trataba de un malentendido". 

La Misión de Paz
Hace ya una semana, en la presentación de un libro en la Universidad de Lumsa, el secretario de Estado vaticano había expresado su punto de vista al respecto, diciendo que estaba "sorprendido" por la reacción de Rusia y Ucrania, y había manifestado: "Que yo sepa, ellos eran conscientes”, en referencia a ambas partes. “Ya saben cómo es: en medio de laberintos burocráticos puede ser que las comunicaciones no lleguen adonde deben llegar”, agregó. Este miércoles 10 de mayo, al margen de la inauguración de la exposición fotográfica dedicada a don Lorenzo Milani, un siglo después de su nacimiento, el cardenal explicó que no se trataba sin embargo de "negaciones" y que sí había noticias sobre la misión en los días siguientes, pero "a nivel confidencial".

En las palabras del Secretario de Estado, no faltó un recuerdo del atentado a san Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro, a pocos días de su 42º aniversario, el 13 de mayo: "Yo era un sacerdote joven y recuerdo la impresión que provocó y, sobre todo, el deseo de saber quién estaba detrás, cuál fue el significado de este hecho”, comentó Parolin. “Fue un momento de gran prueba para la Iglesia que se atentara contra la vida del Papa y, por lo tanto, un momento de gran desconcierto”.

La prensa italiana ha hablado de una hipotética misión de dos cardenales enviados a Ucrania y Rusia, entre ellos Parolin y el secretario para las relaciones con los Estados, el arzobispo Paul Richard Gallagher, o incluso del prefecto para las Iglesias Orientales, Claudio Gugerotti, que conoce bien tanto el ruso como el ucraniano.

Mons. Schevchuk: "No olvidarse de que la guerra continúa"
“Una vez más esta semana, el suelo ucraniano tiembla casi a diario bajo los golpes de varios tipos de armas rusas. Nuestros valientes defensores de Bakhmut, Avdiivka, Mariinka y el sur de nuestra patria pagan con su sangre y sus vidas todos los días por cada día de paz en nuestra capital u otras regiones del país, trabajando y viviendo por la victoria de Ucrania”, dijo el arzobispo Sviatoslav Shevchuk en su último mensaje.

El arzobispo mayor de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana destacó que sus compatriotas son capaces de resistir "ese torbellino de mal de guerra", gracias al trabajo, la oración, el ayuno y el sacrificio.

“Todos debemos recordar que, lamentablemente, la guerra continúa. Aunque una gran parte de Ucrania está ahora físicamente lejos de las líneas del frente, y tal vez algunos de nosotros estemos bajo la ilusión de que no hay guerra, no debemos olvidar que, lamentablemente, la guerra continúa. La sangre humana todavía se está derramando. Y todos los días, cuando nos levantamos por la mañana y vemos la luz del día, debemos recordar que es gracias a los sacrificios de nuestros militares que seguimos vivos hoy. Debemos reunir todas nuestras fuerzas -espirituales, mentales, físicas- para continuar nuestra vida y nuestra lucha por la libertad de nuestro propio pueblo. No tenemos derecho a vivir como si la guerra hubiera terminado”, señaló el arzobispo Schevchuk.

Al mismo tiempo, hizo un llamamiento especial a los "hermanos y hermanas de todo el mundo": “Desafortunadamente, la guerra continúa y la necesidad de curar las heridas de la guerra, alimentar a los hambrientos y acoger refugiados no está disminuyendo, de hecho está creciendo", manifestó.

“Me gustaría agradecer –concluyó el primado de los greco-católicos ucranianos- a todas esas buenas personas de todo el mundo que continúan ayudando a superar la crisis humanitaria en Ucrania y a sanar las heridas de esa guerra. Agradezco a todos los que han apoyado a nuestros voluntarios y a las estructuras de nuestra Iglesia al servicio del pueblo. Estoy agradecido a todos nuestros benefactores, pero por favor: no olviden y no detengan sus oraciones, su trabajo y su sacrificio, porque, lamentablemente, la guerra continúa”.+