Sábado 23 de octubre de 2021

El aporte de la Iglesia peruana en la construcción de la historia e identidad de la nación andina

  • 21 de septiembre, 2021
  • Lima (Perú) (AICA)
Mensaje de los obispos peruanos en el año del Bicentenario Patrio en el que ratifican su compromiso con el país.
Doná a AICA.org

En el marco de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia del Perú, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) difundió un mensaje en el que reflexionan sobre la importante participación de la Iglesia en la gesta de la Independencia y en la construcción del país andino, historia e identidad. 

“La Iglesia ha caminado de la mano de la nación, ayudando a forjar su propia historia e identidad a través de próceres destacados, entre ellos el sacerdote Toribio Rodríguez de Mendoza, quien fue Rector del Real Convictorio de San Carlos, que contribuyó a la formación de líderes patriotas”, dice el mensaje.

El documento episcopal, firmado por el presidente de la CEP, el arzobispo de Trujillo y presidente del CELAM, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, comparte las investigaciones de los historiadores José Antonio Benito y Jorge Basadre que destacaron el caminar de la iglesia siempre ayudando a forjar la historia e identidad del país a través de próceres ilustres y creando conciencia sobre la superación individual y colectiva de los peruanos a través del aprovechamiento de las riquezas naturales y procurando siempre el bienestar de cada ciudadano.

En esta línea los prelados recordaron episodios de gran importancia en la historia peruana en los que estuvo presente la Iglesia de manera trascendental, entre ellos:

La iniciativa del General José de San Martín, quien propuso a Santa Rosa de Lima como Patrona de la Orden del Sol, institución creada con el objetivo de premiar a los ciudadanos destacados por sus servicios a favor de la emancipación nacional.

La declaración de San José como Patrono de la República del Perú  por disposición del Congreso Constituyente en 1828.

En la historia del Perú varios padres de la patria fueron clérigos: Francisco Javier de Luna Pizarro, Bartolomé Herrera y Deán Valdivia; lo que explica el historiador Jorge Basabre como una muestra de que el sacerdocio en el Perú contribuyó a fundar la Patria, alentó a los libertadores, trabajó por la cultura y defendió los más altos valores espirituales y morales.

Procesos como la escolarización de los indígenas, la educación gratuita, la educación profesional y superior femenina y la educación universitaria, fueron iniciativas que la Iglesia promovió de manera incansable.  

Casos emblemáticos de esta labor son las dos universidades más destacadas del Perú: la Universidad de San Marcos, fundada por los Dominicos en 1551 y la Pontificia Universidad Católica del Perú en 1917, fundada por el padre Jorge Dintilhac de los Sagrados Corazones.

La Iglesia también tuvo un papel importante en la fundación de ciudades, a través del aporte de los misioneros y maestros en el arte, de expresiones artísticas como la arquitectura, escultura, pintura y la lingüística. Sin olvidar a los santos peruanos que siempre se distinguieron por su labor caritativa y social.+