Miércoles 7 de junio de 2023

El alcalde de Roma presentó al Papa los preparativos para el Jubileo de 2025

  • 13 de enero, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
Gualtieri ilustró al pontífice sobre el decreto del gobierno italiano para convertir la capital en una ciudad más moderna, inclusiva y sostenida, preparada para acoger a los peregrinos del Año Santo.
Doná a AICA.org

Roma se prepara para el Jubileo de 2025, y esta mañana el papa Francisco recibió al alcalde y comisario especial para el jubileo, Roberto Gualtieri, quien ilustró al Santo Padre sobre los preparativos para acoger a los miles de fieles y turistas durante el Año Santo.

La reunión duró aproximadamente una hora y fue "hermosa y conmovedora", dijo Gualtieri en respuesta a las preguntas de los periodistas. "Fue un encuentro privado en el que hablamos de muchas cosas, y también fue una oportunidad para hablar del Jubileo", continuó el alcalde.

“El Papa quiere mucho a Roma, nos recordó que es una ciudad única en el mundo”, dijo Gualtieri a los periodistas, quien informó que también habló con el Papa sobre la paz, las políticas sociales y los desafíos ambientales. 

“Este Jubileo pone la esperanza, como dijo Francisco, en el centro”, subrayó el alcalde de Roma, y agregó que “el programa es el resultado de discusiones sobre muchos temas y del diálogo con la Santa Sede”. 

"Hoy es una jornada verdaderamente importante, porque presentamos este decreto que representa los principales preparativos para el Jubileo de 2025", refirió el alcalde tras el encuentro en el Vaticano, en una rueda de prensa con el subsecretario de la presidencia del Gobierno, Alfredo Mantovano.

Las obras para preparar Roma para la llegada de fieles de todo el mundo se articularán en dos decretos; este es el primero, con un total de 87 intervenciones por un valor de 2.300 millones de euros; mientras que con el segundo las inversiones "rozarán" en total los 4.000 millones. 

Gualtieri agradeció públicamente al Gobierno de Giorgia Meloni por haber "trabajado inmediatamente" en esta cuestión, que Roma ve como una ocasión para mejorar sus infraestructuras y espacios públicos.

Las obras
El subsecretario Mantovano destacó que el Jubileo es un evento de fe, que está ligado a una tradición centenaria de nuestra civilización, y que la peregrinación jubilar no es un acontecimiento marginal. “Todos somos conscientes de que Europa surgió en torno a los caminos de los peregrinos”, observó Mantovano. 

Las obras están previstas en toda la ciudad, incluida la remodelación de la plaza frente a la basílica de San Giovanni y la Piazza dei Cinquecento, en la estación de Termini; la mejora de las infraestructuras de movilidad; el mantenimiento extraordinario del sistema vial principal; la reurbanización y restauración del patrimonio cultural y urbano, y de conjuntos de alto valor histórico-arquitectónico; la puesta en valor de lugares y edificios de interés histórico e itinerarios arqueológicos; intervenciones en parques, jardines históricos, villas y fuentes; y la digitalización de servicios culturales. 

Como parte de la remodelación del espacio público, se identificaron varias intervenciones relacionadas con el área del Vaticano, entre otras, la construcción del paso subterráneo de Piazza Pia; la remodelación de los caminos peatonales vía Ottaviano-San Pietro y la estación San Pietro; la remodelación del paso subterráneo peatonal de Gregorio VII; la restauración de las paredes de Porta Angelica. 

Por otro lado, entre los proyectos del área de Hospitalidad y Participación, también se encuentra la creación de un albergue juvenil en Santa Maria della Pietà, un centro de excelencia para personas con discapacidad, un centro de acogida para personas sin hogar y la ampliación de la oferta de baños públicos.

Junto a las intervenciones destinadas a rehabilitar los lugares jubilares, para hacer la ciudad más acogedora y permitir la celebración de grandes acontecimientos, el programa de obras también invertirá en las zonas más alejadas del centro y en las más directamente implicadas en peregrinaciones, y pretende ofrecer al mundo la señal de cómo Roma e Italia hacen suyo el mensaje jubilar de esperanza e inclusión y se comprometen directamente a promover la acogida y la escucha.

El Jubileo ordinario de 2025, que es de los que se celebran en Roma cada 25 años para ofrecer la indulgencia a los peregrinos, tendrá lugar bajo el lema "Peregrinos de la Esperanza". Será el segundo en el pontificado del papa Francisco, después del extraordinario dedicado a la Misericordia, de 2015, instituido por el pontífice argentino.+