Miércoles 1 de diciembre de 2021

EE.UU: Los obispos ante el Informe McCarrick

  • 11 de noviembre, 2020
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
"Otro trágico capítulo en la larga lucha de la Iglesia para enfrentar los crímenes de abuso sexual por parte del clero", indican
Doná a AICA.org

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (Usccb) difundió un comunicado en relación con el Informe McCarrick publicado ayer, 10 de noviembre de 2020, por la Secretaría de Estado del Vaticano.

El mensaje, firmado por monseñor José H. Gómez, arzobispo de los Ángeles y presidente de la Usccb, expresa que el episcopado recibe “con satisfacción el informe de la investigación de la Santa Sede sobre su conocimiento y toma de decisiones en relación con Theodore McCarrick durante su larga carrera como sacerdote, obispo y cardenal”.

“Estamos estudiando esta documentación y nos sentimos agradecidos con nuestro Santo Padre, el papa Francisco, por su preocupación pastoral por la familia de Dios en los Estados Unidos, y por su liderazgo al llamar a la Iglesia a tener una mayor responsabilidad y transparencia al abordar los problemas de abuso y el mal manejo de los reclamos de abuso a todos los niveles”, se lee en el texto.

Este “es otro trágico capítulo en la larga lucha de la Iglesia para enfrentar los crímenes de abuso sexual por parte del clero”, indican los miembros del episcopado estadounidense.

“A las víctimas de McCarrick y sus familias, y a todas las víctimas sobrevivientes de abuso sexual por parte del clero, les expreso mi más profundo pesar y mis más sinceras disculpas. Por favor sepan que mis hermanos obispos y yo estamos comprometidos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudarlos a seguir adelante y así mismo a asegurarnos de que otros no sufran lo que ustedes se han visto forzados a sufrir”, dice el comunicado de monseñor Gómez.

Este informe, prosigue, “resalta la necesidad que tenemos de arrepentirnos y de crecer en nuestro compromiso de servir al pueblo de Dios. Vamos a continuar orando y esforzándonos por la conversión de nuestro corazón y para que podamos seguir a Jesucristo con integridad y humildad”.

Finalmente, la nota insta “a todos los que han sufrido abusos por parte de un sacerdote, obispo o alguien de la Iglesia” a denunciarlo a las autoridades policiales y eclesiásticas y ofrecen este enlace para encontrar información detallada sobre cómo y dónde hacerlo.+