Lunes 25 de octubre de 2021

"Economía de Francisco", un encuentro en el espíritu de Asís

  • 14 de mayo, 2019
  • Ciudad del Vaticano
"Economía de Francisco", la reunión de estudio, encuentro e investigación, entre jóvenes estudiosos y operadores de la economía convocada por el papa Francisco del 26 al 28 de marzo de 2020 en Asís, Italia "se coloca en el surco del ?espíritu de Asís? y se inspira en la enseñanza del Papa que, desde Evangelii gaudium a Laudato si´, denunció enérgicamente el estado patológico de gran parte de la economía mundial", explicó monseñor Domenico Sorrentino, arzobispo de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, durante la presentación de esta actividad en la Oficina de Prensa del Vaticano.
Doná a AICA.org
"Economía de Francisco", la reunión de estudio, encuentro e investigación, entre jóvenes estudiosos y operadores de la economía convocada por el papa Francisco del 26 al 28 de marzo de 2020 en Asís, Italia "se coloca en el surco del ?espíritu de Asís? y se inspira en la enseñanza del Papa, que desde Evangelii gaudium a Laudato si´, denunció enérgicamente el estado patológico de gran parte de la economía mundial", explicó monseñor Domenico Sorrentino, arzobispo de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, durante la presentación de esta actividad en la Sala de Prensa del Vaticano.

Acompañaron a monseñor Sorrentino, esta mañana, durante la presentación de "Economía de Francisco", el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, el profesor de Economía Política en la Universidad Libre de Maria Santísima Asunta de Roma y consultor del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, Luigino Bruni, la alcadesa de Asís, Stefania Proietti y el padre Mauro Gambetti OFM. Conv., Custodio del Sacro Convento de Asís.

Monseñor Sorrentino reiteró la importancia simbólica del lugar donde se celebrará, Asís, ciudad de la paz desde que San Juan Pablo II convocase en octubre de 1986 la I Jornada mundial de oración por la Paz, en la que participaron líderes religiosos de todo el mundo. "Economía de Francisco" se coloca, pues, en el surco del ?espíritu de Asís?, subrayó y en las enseñanzas del papa Francisco que advierten de una "economía que mata", y mostrando cómo lo hace al mismo tiempo con las personas y con el ambiente, matando así el futuro.

El arzobispo recordó también el discurso del Papa en la Sala de la Expoliación de Asís en 2013, la sala donde san Francisco se despojó, ante su padre Bernardone, de su ropa y su dinero.

"Cuando el papa Francisco habló allí ?dijo monseñor Sorrentino-, recordó a todos lo ?despojados? de la historia, invocando para ellos una ética de la solidaridad capaz de cercanía, de atención, de compartir. Con su gesto profético, el ?Poverello de Asís? no hizo un acto antieconómico, sino un acto de fundación de una economía alternativa".

De ahí que desde hace algunos años en los lugares franciscanos de la ciudad, pero no solo en ellos, "se esté llevando a cabo una reflexión sobre la dimensión, también económica, de la espiritualidad de la expoliación. Y se hace aunando economía y ecología".






La idea de la reunión, con la que el Papa volvería por cuarta vez a Asís, se debe en gran parte al economista Luigino Bruni, uno de los mayores representantes de la llamada "economía de comunión" que habló con el Santo Padre en junio de 2018 en el contexto creado por el Sínodo de los jóvenes.

"Puedo atestiguar -aseguró el prelado- que, en una reunión que tuvimos con el Santo Padre el pasado 25 de abril, la idea de enfrentar los desafíos de la economía haciendo hincapié en los jóvenes encontró su adhesión entusiasta. Los jóvenes pueden marcar la diferencia. Son el futuro en todos los sentidos, incluso el futuro de la economía".

En la organización de "Economía de Francisco", que patrocina también el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, participarán la diócesis de Asís, el Instituto Seráfico, la Municipalidad de Asís y el Centro Focolarino para la Economía de Comunión.

"No nos cerramos a las sugerencias vengan de donde vengan ?concluyó el arzobispo- Lo que nos interesa, usando la terminología querida por el Papa, y también creyendo interpretarla, no es celebrar un acto, sino desencadenar un proceso". +