Viernes 2 de diciembre de 2022

Crisis EEUU-Irán: El Papa pide diálogo y respeto por la legalidad internacional

  • 9 de enero, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En su discurso al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede
Doná a AICA.org

En su discurso al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, el papa Francisco reafirma una mirada de esperanza incluso al afrontar los dramas que atraviesa el mundo, y hace hincapié en la tensión grave entre Estados Unidos e Irán, por lo que reclama a las partes diálogo y respeto por la legalidad internacional.



El pontífice cita los muchos conflictos, incluidos los olvidados, urge una solución de paz y reconstrucción para el pueblo sirio, pide a la comunidad internacional apoyar los procesos de paz en Medio Oriente, y se refiere a las crisis en América Latina.



Asimismo, recuerda los abusos contra los menores, la violencia contra las mujeres, la necesidad de un pacto educativo y de una "conversión ecológica" entendida de manera integral.



Francisco subraya desde el principio que, aunque la esperanza exige "realismo" y que se "llamen a los problemas por su nombre", incluso si "el año nuevo no parece estar lleno de signos alentadores, sino más bien con una intensificación de tensiones y violencia ", no se puede dejar de esperar. Francisco renueva su llamamiento para que la tensión entre Irán y los Estados Unidos no se deteriore más y pide diálogo y respeto por la legalidad internacional.



Todo el discurso se desarrolla recorriendo los viajes apostólicos realizados en 2019, una oportunidad para fomentar el diálogo político y religioso, teniendo en cuenta que el objetivo del compromiso diplomático de la Santa Sede es la paz y el desarrollo humano integral.



El contraste con los abusos a menores

Citando la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá y el encuentro con los jóvenes, Francisco recuerda que "no pocos adultos, incluidos varios miembros del clero" han sido responsables de "delitos muy graves contra la dignidad de los jóvenes, niños y adolescentes". Se trata de "crímenes que ofenden a Dios causando daños físicos, psicológicos y espirituales", subraya recordando también el encuentro en el Vaticano en febrero pasado y el renovado compromiso por la protección de menores a través de "un amplio espectro de normas" para afrontar estos casos.



El pacto educativo y el primado de la familia

Se trata de heridas tan graves como para recordar la urgencia de la tarea educativa. El Papa recuerda el encuentro mundial del próximo 14 de mayo sobre el tema: "Reconstruir el pacto educativo global". La educación, observa Francisco, no termina en las aulas, sino que es asegurada principalmente fortaleciendo el derecho primario de la familia a educar y el derecho de las iIglesias y de las asociaciones sociales a colaborar con ella. Vivimos en un mundo donde tendemos a encerrarnos en nosotros mismos, protegiendo los derechos adquiridos con indiferencia hacia los ancianos y no ofreciendo más espacio a la vida naciente: "El envejecimiento general de parte de la población mundial, especialmente en el Occidente, es una triste y emblemática representación".



La conversión ecológica integral

Son precisamente los jóvenes los que pueden ofrecer mucho, con su entusiasmo, evidente en la forma en que muchos de ellos están trabajando para sensibilizar a los líderes políticos sobre la cuestión ambiental porque, señala el Papa, "el cuidado de nuestra casa común, debe ser una preocupación para todos”, no un objeto de contraposición ideológica. En esencia, recuerdan la urgencia de una "conversión ecológica" entendida de manera integral, que sin embargo no parece haber sido adquirida por la Comunidad internacional y el resultado de la COP25 de Madrid - señala el Papa - representa "una grave alarma" sobre la voluntad de la Comunidad internacional para enfrentar con sabiduría el fenómeno del calentamiento global.



Desigualdades y corrupción endémica en la raíz de los conflictos en América Latina

La mirada sobre América Latina se dirige al Sínodo para la Amazonía para luego dirigirse, con preocupación, también al multiplicarse de "crisis políticas en un número creciente de países", donde las polarizaciones no ayudan ni "mucho menos puede hacerlo la violencia que por ningún motivo puede ser adoptada como instrumento para afrontar las cuestiones políticas y sociales". En su corazón lleva especialmente a Venezuela con la esperanza de que no disminuya el compromiso de buscar soluciones.



“En general, los conflictos de la región americana, aun cuando tienen raíces diferentes, están acomunados por profundas desigualdades, por injusticias y por la corrupción endémica, así como por las diversas formas de pobreza que ofenden la dignidad de las personas. Por tanto, es necesario que los líderes políticos se esfuercen por restablecer con urgencia una cultura del diálogo para el bien común y para reforzar las instituciones democráticas y promover el respeto del estado de derecho, con el fin de prevenir las desviaciones antidemocráticas, populistas y extremistas”.



Diálogo interreligioso y llamamiento por Jerusalén

El segundo viaje de Francisco en 2019 fue a los Emiratos Árabes Unidos. Central, aquí, la firma del Documento sobre la Fraternidad con el Gran Imam de Al-Azhar, para recordar el "concepto de ciudadanía", por el respeto de la libertad religiosa, renunciando al uso discriminatorio del término minorías, para la formación de nuevas generaciones al diálogo interreligioso. Paz y esperanza también en el centro de la visita a Marruecos con el llamamiento conjunto por Jerusalén, reconociendo la unicidad y la sacralidad, subscrito junto al Rey Mohammed VI. De ahí que el pensamiento del Papa se extiende a toda la Tierra Santa para llamar a la Comunidad internacional a apoyar el proceso de paz israelí-palestino. Un compromiso muy urgente también en otras áreas de Oriente Medio.



El riesgo del manto de silencio sobre Siria

"Me refiero sobre todo – dice – al manto de silencio que corre el riesgo de cubrir la guerra que ha devastado Siria durante esta década". Para el Papa es urgente que se encuentren soluciones de paz y reconstrucción para el pueblo sirio, así como es fuerte la gratitud de la Santa Sede por estos países, como Jordania y Líbano, que se han hecho cargo de miles de prófugos.



La tensión entre Estados Unidos e Irán

Entonces, su mirada se fija sobre la actualidad más próxima: “De modo particular, son preocupantes las señales que llegan de toda la región, después del aumento de la tensión entre Irán y los Estados Unidos y que amenazan poner en riesgo ante todo el lento proceso de reconstrucción de Irak, como también crear las bases de un conflicto a mayor escala que todos desearíamos poder evitar. Por lo tanto, renuevo mi llamamiento para que todas las partes interesadas eviten el aumento de la confrontación y mantengan ‘encendida la llama del diálogo y del autocontrol’, en el pleno respeto de la legalidad internacional”.+