Martes 9 de agosto de 2022

Concluyó la instancia regional de las Olimpíadas en Doctrina Social

  • 31 de octubre, 2012
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
Delegaciones de la arquidiócesis de Tucumán y las diócesis de Orán, Catamarca y Santiago del Estero, participaron de la instancia regional de las II Olimpíadas del Noroeste Argentino (NOA) de Doctrina Social de la Iglesia, organizadas por las comisiones diocesanas de Pastoral Social del NOA y los Consejos de Educación Católica. El jurado otorgó el primer premio al colegio María del Rosario, de la diócesis de Orán, por su trabajo "La multiplicación de los panes", y el segundo premio fue para el Instituto Nuestra Señora de Luján, de la arquidiócesis de Tucumán por el ensayo "Inclusión de niños y adolescentes que viven, aprenden, juegan y trabajan en las calles". El coordinador regional de las Olimpíadas, licenciado Juan Carlos Hourcade, explicó que este acontecimiento es "una estrategia pedagógica que tiene como objetivo impulsar el conocimiento de la Doctrina Social de la Iglesia entre los alumnos del nivel secundario y llevarlos a desarrollar actividades sociales tendientes a combatir
Doná a AICA.org
Delegaciones de la arquidiócesis de Tucumán y las diócesis de Orán, Catamarca y Santiago del Estero, participaron de la instancia regional de las II Olimpíadas del Noroeste Argentino (NOA) de Doctrina Social de la Iglesia, organizadas por las comisiones diocesanas de Pastoral Social del NOA y los Consejos de Educación Católica.

La competencia se realizó en el colegio del Sagrado Corazón, que los padres lourdistas regentean en la capital tucumana.

El jurado decidió otorgar el primer premio al colegio María del Rosario, de la diócesis de Orán, por su trabajo "La multiplicación de los panes", y el segundo premio fue para el Instituto Nuestra Señora de Luján, de la arquidiócesis de Tucumán por el ensayo "Inclusión de niños y adolescentes que viven, aprenden, juegan y trabajan en las calles".

Junto con estos trabajos fueron presentados otros de Santiago del Estero: "La pobreza que no vemos", realizado por alumnos del colegio Hermano Hermas de Bruijn, y de Catamarca, "Ludopatía: una realidad oculta pero latente", del colegio Santa Rosa de Lima y Cristo Rey.

El jurado estuvo constituido por el licenciado Mario Perna, experto en DSI de la diócesis de Catamarca; Alberto Janín, coordinador de la Comisión de Pastoral Social de la diócesis de Concepción y el licenciado Pablo Furlotti, becario doctoral del CONICET y miembro del equipo coordinador de la Mesa de Diálogo Interreligioso de Tucumán.

Estuvieron presentes el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, y el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, quien actúa como referente de los obispos del NOA en la Comisión Episcopal de Pastoral Social. También asistieron el vicario de Solidaridad y Acción Social de Tucumán, monseñor Melitón Chávez, e integrantes de las comisiones de Pastoral Social y de los consejos de Educación Católica de las diócesis participantes.

El coordinador regional de las Olimpíadas, licenciado Juan Carlos Hourcade, explicó que este acontecimiento es "una estrategia pedagógica que tiene como objetivo impulsar el conocimiento de la Doctrina Social de la Iglesia entre los alumnos del nivel secundario y llevarlos a desarrollar actividades sociales tendientes a combatir la pobreza, de acuerdo al itinerario marcado por el Episcopado argentino para el Bicentenario 2010-2016".

Las Olimpíadas tienen una primera instancia escolar, en la cual alumnos de instituciones secundarias de los tres últimos cursos eligen una problemática social y actúan sobre ella utilizando la metodología de la Doctrina Social de la Iglesia. En ese primer momento, desarrollan un análisis del problema, buscando información y tratando de encontrar las causas que lo generan. En una segunda instancia, denominada Juzgar, se reflexiona sobre el problema analizado, a partir de los documentos del magisterio social de la Iglesia, de los valores propios del Evangelio, teniendo siempre como base el principio del estricto respeto a la dignidad de la persona humana. Por último, a partir de la crítica realizada al problema, se plantean algunas propuestas de acción que permitan superarla. Todo esto debe ser plasmado en un ensayo elaborado por grupos de 3 a 5 alumnos.

Luego deben llevar a la práctica una de las propuestas de acción.

Así, por ejemplo, los alumnos de Orán se plantearon el problema de la desocupación en barrios marginales y se acercaron a un grupo de jóvenes de una parroquia de la diócesis proponiéndoles organizarse en una cooperativa, para desarrollar un emprendimiento: la construcción de un horno de barro comunitario que les permitiera hacer pan y venderlo. Para ello, con la ayuda de unos maestros panaderos, se capacitó a los jóvenes que aceptaron participar del proyecto en la elaboración del pan.

Monseñor Urbanc manifestó su profunda satisfacción por las actividades realizadas y comprometió la continuidad de las Olimpíadas, y se acordó en este sentido incorporar a la arquidiócesis de Salta y a la diócesis de Concepción para 2013.+