Jueves 29 de septiembre de 2022

Con presencia de prelados argentinos, se realizó en Roma el curso anual de los obispos

  • 14 de septiembre, 2022
  • Roma (Italia) (AICA)
Unos 160 prelados de diversos países compartieron un tiempo de reflexión y diálogo, teniendo como tema central la sinodalidad en la Iglesia y la misión de los pastores.
Doná a AICA.org

Convocados para el curso anual de obispos (primera tanda) organizado por el dicasterio de los Obispos de la Santa Sede, cerca de 160 prelados de diferentes países compartieron, durante los primeros días de septiembre en Roma, un espacio de reflexión y diálogo, teniendo como tema principal la sinodalidad en la Iglesia y la misión de los pastores en una Iglesia Sinodal.

En esta oportunidad, en representación de la Iglesia argentina participaron, entre otros, el obispo de Añatuya, monseñor José Luis Corral SVD; el obispo eparca de los armenios en la Argentina, monseñor Pablo León Hakimian; el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Jorge Esteban González; el obispo prelado de Cafayate, monseñor Darío Rubén Quintana OAR; el obispo auxiliar de Bahía Blanca, Jorge Luis Wagner y el obispo auxiliar de Corrientes, José Adolfo Larregain OFM. Se destacó también la presencia de obispos de las iglesias orientales católicas provenientes de Siria, Líbano, India, Tierra Santa, Ucrania y otros países del Este.

Además de compartir momentos de oración, los prelados pudieron también vivir jornadas marcadas por la universalidad de la Iglesia vivida en torno a la figura del Papa, comentó a AICA monseñor Jorge González.

Asimismo, el obispo auxiliar de La Plata resaltó que en el día de la Natividad de la Virgen María, que se conmemoró el 8 de septiembre, los obispos participantes del curso peregrinaron a la tumba de San Pedro. También agregó que ese día celebraron la Eucaristía que presidió el cardenal prefecto del dicasterio para los obispos, Marc Ouellet.

Monseñor González agregó que luego de la misa “renovamos nuestra fe ante la tumba del apóstol y con un gesto sencillo manifestamos la comunión y la colegialidad episcopal”.

Posteriormente, todos ellos fueron recibidos por el papa Francisco, en un encuentro que tuvo dos horas de duración, donde “pudimos presentar nuestras inquietudes y en un diálogo cordial el Papa, fue respondiendo a nuestras preguntas, compartiendo así muchos de sus criterios y animándonos a vivir con entrega generosa nuestra misión de pastores”.

Finalmente, señaló que “con paternal interés por nuestros países de origen y nuestras iglesias encomendadas nos ha saludado uno a uno, recibiendo su bendición”.+