Miércoles 29 de junio de 2022

Compromiso de ciudadanos por la vida, la verdad y la justicia

  • 22 de junio, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El director de Schoenstatt en la Argentina, padre Pablo Pérez, presentó el compromiso de un centenar de ciudadanos de servir a la sociedad promoviendo esos valores.
Doná a AICA.org

En la capilla original de Schoenstatt, Alemania, el director nacional del movimiento apostólico de Schoenstatt en la Argentina, padre Pablo Pérez, presentó el 20 de junio el compromiso de un centenar de ciudadanos argentinos de “servir a la sociedad promoviendo los valores de la Vida, la Verdad y la Justicia”.

Esa declaración había sido firmada ya el año anterior por otros 150 ciudadanos argentinos, a los que se sumaron ahora los nombres que fueron leídos en esa capilla donde el sacerdote palotino José Kentenich inició en 1914 el movimiento de Schoenstatt.

El compromiso resalta el derecho a la vida de todo ser humano desde la concepción hasta la muerte natural; la promoción de la familia y del matrimonio entre un varón y una mujer; el deber y el derecho de los padres a la educación de los hijos según sus convicciones; la cultura del trabajo, la honestidad y la transparencia; la libertad de conciencia y de religión, especialmente en el ámbito sanitario…

“Los derechos son inherentes a la persona humana, no el producto de consensos –dice-. El Estado simplemente los reconoce y garantiza su ejercicio.”

Equipo G1810, transmisión en vivo
Organizó esta convocatoria el equipo G1810. Su nombre evoca el primer gobierno patrio de 1810 y también la fundación del movimiento de Schoenstatt, que fue el 18 de octubre (décimo mes del año).

La transmisión en vivo desde Schoenstatt, Alemania, pudo ser seguida por YouTube en el país, y se inició con el Himno Nacional Argentino interpretado y cantado por músicos y coros en distintos lugares al tiempo que se pasaban imágenes de la Argentina.

Al principio habló el exdiputado provincial salteño Andrés Suriani, quien manifestó su ilusión y alegría por ratificar ese decálogo para todos los ciudadanos de buena voluntad, asumiendo la política como una vocación de servicio. Afirmó que el triunfo final está garantizado por el mismo Dios, pero observó que hay una moda que bastardea estos principios cristianos, ante la que muchos quedan callados.

El padre Pérez invocó a la Virgen, ante quien presentó los nombres y el compromiso asumido; bendijo la bandera argentina y pidió que “podamos vivir la entrega radical y heroica que necesita nuestra patria”.

Texto del Decálogo de compromiso. Alianza del Encuentro
"La dignidad de la persona constituye un valor ético de carácter universal, que se proyecta en lo social como fundamento del bien común de la humanidad. Es por ello que resaltamos el significado y el sentido de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.”

Como miembros de la Alianza del Encuentro del G1810 asumimos el siguiente compromiso coincidiendo en que la política es una tarea al servicio, defensa y promoción de la dignidad de las personas y el desarrollo integral de sus ciudades y regiones.

  1. La vida es el primero de los derechos humanos, sin el cual los demás pierden su fundamento. Por ello es nuestra obligación proteger y promover el derecho a la vida de todo ser humano desde la concepción hasta la muerte natural.
  2. El matrimonio constituye una institución entre un varón y una mujer, donde cada uno tiene un aporte diferente y al mismo tiempo complementario en el proceso de formación de una familia. Por ello es vital su promoción a todo nivel social.
  3. La familia es la primera escuela de formación del carácter y los valores que moldean al individuo y lo preparan para el desempeño de un rol positivo en la sociedad. De esta manera la defensa de la familia adquiere un compromiso inequívoco de nuestra parte. El Estado debe proteger y promover políticas públicas con perspectiva de familia.
  4. Es un deber y un derecho de los padres elegir la educación de sus hijos de acuerdo con sus convicciones. Es rol de la escuela complementarlo subsidiariamente.
  5. El trabajo permite dignificar al ser humano: nos comprometemos a fomentar la cultura del trabajo, la honestidad y la transparencia, a promover la generación de empleo genuino y a respetar la propiedad privada.
  6. Resulta indispensable revalorizar el significado de los deberes como elemento que enaltece a las personas en un contexto de libertad responsable. Los derechos son inherentes a la persona humana, no el producto de consensos. El Estado simplemente los reconoce y garantiza su ejercicio. Tanto los deberes como los derechos son pilares de una ciudadanía madura.
  7. Es fundamental fomentar la investigación en todas las áreas del conocimiento, como búsqueda de la verdad destinada a la promoción de políticas públicas fundadas en la evidencia científica.
  8. La defensa del derecho a la libertad de conciencia y de religión en todos los ámbitos, especialmente en el sanitario, frente al relativismo, constituyen una exigencia y un compromiso que debemos asumir. Frente a la persecución religiosa no podemos permanecer indiferentes.
  9. Nos comprometemos a poner nuestro corazón al servicio de la Patria entendiendo que de este modo servimos a todos los hombres del mundo que quieran habitar este suelo y a trabajar para insertar a la Argentina en el concierto de las naciones del mundo desarrollado con la ayuda de Dios.
  10. Nos proponemos dialogar con quienes piensan diferente con las herramientas de la sana crítica, el sentido común y la objetividad, teniendo siempre al bien común como meta de nuestras acciones cotidianas y emprendimientos.

Esta declaración fue consensuada a partir del decálogo de Political Network for Values,una plataforma de representantes políticos para trabajar en red, en un intercambio global y local, promoviendo valores compartidos, como la protección de la vida humana, el matrimonio, la familia, la libertad religiosa y de conciencia.

Adhesiones
Entre otros, firmaron el compromiso Esteban Bullrich, exministro de Educación y exsenador nacional por la provincia de Buenos Aires; la senadora nacional por Santa Cruz María Belén Tapia (UCR); la exsenadora nacional por Tucumán Silvia Elías de Pérez, radical; el exdiputado nacional (JxC) y exsubsecretario de Justicia de la Ciudad Jorge Enríquez; la exdiputada nacional Cynthia Hotton, de Valores para mi País; Cristina Fiore, exdiputada nacional y ex senadora nacional por el Partido Renovador, de Salta; la concejal neuquina Nadia Márquez, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), así como el secretario general de ese partido en la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Traboulsi, y la integrante de su junta ejecutiva Gabriela Micucci; los periodistas Jorge Rouillon y Federico Wals; Lula Gallardo, dirigente de Misiones Rurales Argentinas; el médico cardiólogo Justo Carabajales, coordinador de Unidad Pro Vida; Teresa González Fernández, presidenta de ALPI Asociación Civil, con actuación anterior en el justicialismo y actual parlamentaria del Mercosur por Juntos por el Cambio; Pablo Walter, exsenador nacional por Tucumán por Fuerza Republicana y dirigente del Pro, etc.+