Jueves 29 de septiembre de 2022

China suspendió la licencia de una aplicación católica muy usada

  • 7 de septiembre, 2022
  • Beijing (China) (AICA)
Se trata de CathAssist, que traducía al chino las audiencias generales y los Ángelus del Papa, y ofrecía la posibilidad de seguir la misa online.
Doná a AICA.org

CathAssist, el “Pequeño asistente de la Iglesia Católica”, la aplicación más usadas por los católicos chinos, no pudo obtener una licencia del gobierno chino para continuar operando después de que la nueva ley declarara ilegal el contenido religioso en Internet.

“Desde la implementación de la nueva reglamentación, el 1º de marzo, hemos hecho varios esfuerzos para solicitar una Licencia de Servicio de Información Religiosa en Internet. Hemos tomado una serie de acciones, incluida la suspensión del uso compartido, el cambio de nuestro nombre, el ajuste del contenido, pero obtener una licencia requiere una reducción mucho mayor en la funcionalidad y el contenido”, dijo el equipo de CathAssist.

Entre otras funciones, CathAssist no solo traducía al chino las audiencias generales y los Ángelus del Papa, sino que también ofrecía la posibilidad de seguir la misa online, traía el Evangelio del día, y ofrecía comentarios a las Escrituras.

La medida es consecuencia del duro reglamento entrado en vigor el pasado 1º de marzo, que prohíbe “hacer proselitismo en línea, organizar cursos de educación religiosa a través de Internet y publicar sermones o contenido relacionado con la religión”. Ahora, cualquier trasmisión de misas en vivo, o diferido, requiere de una autorización específica gubernamental.

De acuerdo a estas nuevas regulaciones, no se puede vender el evangelio de forma online, y palabras como Jesús, Amén o Cristiano no pueden utilizarse en las redes sociales chinas, entre otras WeChat.

En declaraciones sobre la no renovación de la licencia, los desarrolladores explicaron que el gobierno exigía una reducción tal del contenido, que lo hacía irrelevante. Por tanto, es probable que las autoridades comunistas les hayan pedido no transmitir la misa online ni divulgar más discursos papales.

Recientemente, Wang Yi, un funcionario de alto rango que encabeza el órgano asesor parlamentario, dijo a los líderes de la Iglesia católica que su fe debería "adaptarse mejor a una sociedad socialista".+