Jueves 30 de junio de 2022

"Cercanía, compasión y ternura", recomendó el Papa a los Combonianos

  • 18 de junio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El papa Francisco recibió este sábado en la Sala del Consistorio a los participantes del XIX Capítulo General de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús.
Doná a AICA.org

Los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús se reunieron, en la mañana del sábado 18 de junio, con el Santo Padre, quien les invitó a dejarse guiar por el Espíritu Santo hacia la “impostergable renovación eclesial”.

“La misión depende totalmente de la unión con Cristo y de la fuerza del Espíritu Santo”, dijo el papa Francisco a los participantes del XIX Capítulo General de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús que recibió en la Sala del Consistorio en el Vaticano.

En ese marco, el Santo Padre reflexionó con ellos sobre la “impostergable renovación eclesial” presente en la exhortación apostólica Evangelii gaudium.

El Papa los invitó a permanecer unidos a Cristo, guiados por el tema del actual Capítulo general: "Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. Arraigados en Cristo junto a Comboni”, recordando el testimonio de su fundador Daniel Comboni: “si somos como sarmientos bien unidos a la vid, la savia del Espíritu pasa de Cristo a nosotros y todo lo que hacemos da fruto, porque no es obra nuestra, sino que es el amor de Cristo el que actúa a través de nosotros”.

El Pontífice les agradeció la invitación a celebrar la próxima fiesta del Sagrado Corazón de Jesús junto con ellos y les prometió estar presente con la oración. Además, les pidió ser testigos de la misericordia del Corazón de Jesús: “El rasgo esencial del Corazón de Cristo es la misericordia, la compasión, la ternura. Esto no debemos olvidarlo: el estilo de Dios, ya en el Antiguo Testamento, es también éste. Cercanía, compasión y ternura. No hay organización... no: cercanía, compasión, ternura. Por eso creo que están llamados a dar este testimonio al ‘estilo de Dios’ en su misión, allí donde estén y donde el Espíritu los guíe”

“Para ello -dijo Francisco-, para que la forma de vida de la comunidad dé un buen testimonio, también son importantes los cuatro aspectos sobre los que han decidido trabajar en su Capítulo: la regla de vida, el camino de formación, la ministerialidad y la comunión de bienes”.

Finalmente, el Papa señaló que este testimonio “forma parte de la ‘impostergable renovación eclesial’ en clave misionera a la que está llamada toda la Iglesia. Es una conversión que parte de la conciencia de cada individuo, implica a cada comunidad y llega así a renovar todo el instituto”. Pero insistió, “todo debe hacerse con docilidad al Espíritu”. 

Asimismo, los llamó a “Primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y celebrar” para ser una Iglesia en salida, al estilo de las Bienaventuranzas.

“Queridos hermanos, he querido recordar este pasaje de la Evangelii gaudium, sabiendo que lo tienen bien presente, precisamente por el placer de compartir con ustedes mi pasión por la evangelización”, expresó el Papa, y les dio su bendición: “Que el Señor los bendiga y que la Virgen los proteja”, deseándoles una buena continuación de sus trabajos en el Capítulo General.+