Jueves 24 de junio de 2021

Celebraron a San Pío de Pietrelcina a 130 años del nacimiento

  • 26 de mayo, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
Una misa por los 130 años del nacimiento de San Pío de Pietrelcina reunió el 25 de mayo a unas 200 personas en la basílica Nuestra Señora de la Piedad (del barrio porteño de San Nicolás). Celebró la misa el padre Gustavo Seivane, asesor nacional de los grupos de oración del santo Padre Pío, quien señaló que honrar la memoria es hacer presente todo lo que este hombre extraordinario dice de Dios y contemplar el misterio de la vida de este santo. Hubo asimismo actos en el santuario de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya (en el barrio porteño de Pompeya), a cargo de sacerdotes capuchinos.
Doná a AICA.org
Una misa por los 130 años del nacimiento de San Pío de Pietrelcina (1887-1968) reunió el 25 de mayo a unas 200 personas en la basílica Nuestra Señora de la Piedad (Bartolomé Mitre y Paraná, del barrio porteño de San Nicolás).

Celebró la misa el presbítero Gustavo Seivane, asesor nacional de los grupos de oración del santo Padre Pío, quien señaló que honrar la memoria es hacer presente todo lo que este hombre extraordinario dice de Dios y contemplar el misterio de la vida de este santo.

Actualmente funcionan en el país 110 grupos de oración siguiendo la inspiración del Padre Pío, que se reúnen para rezar, hacer acciones de caridad como visitas a enfermos y abandonados, y mejorar su formación cristiana, con el lema: "Amar a Dios, hacer el bien, por la salvación de las almas".

La misa se extendió durante casi una hora y media. Y había sido precedida por una hora de oración ante el Santísimo Sacramento expuesto en una custodia en el centro del altar, flanqueado por candelabros con seis velas. Se rezó el Santo Rosario y se leyeron meditaciones del padre Pío.

La misa fue celebrada despaciosamente y la consagración se extendió un buen momento, seguida en absoluto y reverente silencio por los fieles arrodillados. La comunión también ocupó un largo espacio de tiempo, con himnos religiosos cantados por un coro.

En la oración de los fieles se rezó por el Santo Padre Francisco, por los sacerdotes, por quienes guían al pueblo de la patria, por todos los grupos de oración del Padre Pío extendidos por el mundo.

Concluida la misa, se entonó el Himno Nacional Argentino por el 25 de mayo. Luego los fieles acudieron en una apretada fila al presbiterio para besar una reliquia del santo (un guante mitón del sacerdote italiano que llevó en sus manos los estigmas de Cristo).

Además de evocar al santo, en la homilía el sacerdote recordó la fecha patria y señaló que la patria es un don de Dios. Invitó a recordar las primeras vivencias en el suelo natal, donde uno sintió el amor de la familia, donde vio por primera vez el cielo y las estrellas. Y al meditar sobre la patria sugirió que antes de pensar en lo que hay que hacer y construir, tenemos que agradecer lo recibido con amor. Para llegar al cielo tenemos que cruzar esta Argentina nuestra, haciendo el bien, dijo.

Más temprano, a las 15, el padre Seivane había dado una plática sobre "El padre Pío, pastor de almas". En ese templo hay una imagen del santo en un altar lateral.

Hubo también actos en el santuario Nuestra Señora del Rosario de Pompeya (avenida Sáenz y Esquiú, en el barrio porteño de Pompeya), a cargo de sacerdotes capuchinos, la congregación a la que perteneció el santo padre Pío. Allí hubo oración y bendiciones desde las 15 y fue celebrada una misa a las 19.

Los interesados en saber más sobre los grupos de oración pueden escribir a santopadrepio23@gmail.com.+ (Jorge Rouillon)