Miércoles 17 de agosto de 2022

Católicos y judíos de Paraná rezaron por la paz y la armonía

  • 18 de diciembre, 2013
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
La comunidad judía de Paraná y la arquidiócesis convocaron este martes 17 a sus feligreses a un encuentro de oración para pedir a Dios "la serenidad de los espíritus, la paz social en nuestra tierra y una búsqueda sincera del diálogo entre todos los argentinos". El arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, destacó: "Los creyentes nos juntamos para rezarle y pedirle a Dios que conceda la paz en nuestra patria, cerca de las fiestas, que siempre suponen un espíritu pacífico; que traigan tranquilidad y convicción, porque los problemas se solucionan con diálogo y con mucha fraternidad".
Doná a AICA.org
La comunidad judía de Paraná y la arquidiócesis convocaron este martes 17 a sus feligreses a un encuentro de oración para pedir a Dios "la serenidad de los espíritus, la paz social en nuestra tierra y una búsqueda sincera del diálogo entre todos los argentinos".

El encuentro interreligioso, celebrado en la catedral de Nuestra Señora del Rosario, tuvo como principal orador al arzobispo, monseñor Juan Alberto Puiggari, y al rabino Sebastián Vainstein. "Nos juntamos para rezarle y pedirle a Dios que conceda la paz en nuestra patria", indicó monseñor Puiggari.

El arzobispo destacó: "Los creyentes nos juntamos para rezarle y pedirle a Dios que conceda la paz en nuestra patria, cerca de las fiestas, que siempre suponen un espíritu pacífico; que traigan tranquilidad y convicción, porque los problemas se solucionan con diálogo y con mucha fraternidad".

"Creemos que todo viene de Dios; apostamos a pedirle al Señor, con insistencia y también como gesto de unidad, para que derrame la paz sobre todos los argentinos", subrayó.

Por su parte, el rabino Sebastián Vainstein mencionó que la idea surgió a partir de "tratar de buscar un mensaje diferente frente a estos problemas que nos están aquejando hoy en día". Y destacó: "Somos muchos los que buscamos la paz, vivir en armonía, y en vísperas de las fiestas buscamos un gesto entre ambas religiones, ya no solo como hombres de religión y de fe, sino también como ciudadanos que necesitamos vivir en armonía y en paz".

"Apostamos a una respuesta distinta, es pedirle a Dios que es fuente y dador de todos las gracias y bienes. Saber que con la paz se consigue todo; con la violencia, se pierde todo", reflexionó por último monseñor Puiggari.+