Jueves 19 de mayo de 2022

Catamarca clausuró el Mes de la Biblia

  • 8 de octubre, 2012
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El mes de la Biblia acabó con una celebración eucarística en la catedral de Catamarca, y que fue presidida por el presbítero Julio Quiroga, vicario general, en representación del obispo local, monseñor Luis Urbanc, que se encontraba realizando su visita pastoral a la parroquia Nuestra Señora de Luján, del departamento de Capayán, quien hizo llegar un saludo fraterno y su bendición a todos los que compartían este momento, y a quienes día a día trabajan para llevar la Palabra de Dios a todos.
Doná a AICA.org
El mes de la Biblia en la diócesis de Catamarca acabó con una celebración eucarística en la catedral de Nuestra Señora del Valle, presidida por el presbítero Julio Quiroga, vicario general, en representación del obispo local, monseñor Luis Urbanc.

La Eucaristía fue, concelebrada por el delegado episcopal para la Animación Bíblica de la Pastoral, presbítero Oscar Tapia, quien inició la liturgía de la Palabra con un solemne ingreso del evangeliario, portado y escoltado por los monaguillos.

El padre Tapia proclamó el Evangelio y comenzó su homilía explicando el sentido del Mes de la Biblia y el aporte de San Jerónimo como estudioso y traductor de la Sagrada Escritura; al mismo tiempo, interpretó las lecturas del domingo para concluir con su actualización en el mundo de hoy.

El Vicario General introdujo el momento de la profesión de fe con una exhortación en nombre del pastor diocesano, monseñor Luis Urbanc, para que a partir de ese momento y durante todo el Año de la Fe se recite el credo niceno-constantinopolitano.

Los fieles que colmaban la catedral basílica se unieron con el rezo, que pudieron seguir a través de estampas repartidas por la Pastoral Bíblica. La santa misa culminó con un emotivo canto a la Virgen del Valle, a cargo del coro litúrgico Cantus Nova, que animó toda la celebración eucarística.

Monseñor Luis Urbanc que se encontraba realizando su visita pastoral a la parroquia Nuestra Señora de Luján, del departamento de Capayán, hizo llegar un saludo fraterno y su bendición a todos los que compartían este momento, y a quienes día a día trabajan para llevar la Palabra de Dios a todos. +