Miércoles 22 de marzo de 2023

Una multitud participó en Catamarca de la Peregrinación del Pueblo de Dios

  • 11 de abril, 2022
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
La peregrinación contó con la presencia de monseñor Urbanc y el acompañamiento de sacerdotes que estuvieron a disposición para quienes necesitaban recibir el sacramento de la Reconciliación.
Doná a AICA.org

La diócesis de Catamarca inició la Semana Santa con la tradicional Peregrinación del Pueblo de Dios, que se realizó este sábado 9 de abril, luego de dos años sin su realización presencial. En esta oportunidad, la manifestación pública de fe estuvo marcada por el espíritu de la sinodalidad, desafío al que convoca el papa Francisco y que asume la Iglesia local. 

La caminata partió pasadas las 17 desde la Plaza del Maestro, y se hizo presente el obispo, monseñor Luis Urbanc, sacerdotes, religiosos y fieles de las parroquias del decanato de la capital, como también de Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú. También se destacó la presencia de estudiantes y responsables de la Escuela de Cadetes de la Policía de la Provincia.

La peregrinación se desplazó por avenida Virgen del Valle, teniendo como punto de llegada la zona de ingreso a la Gruta de Choya, lugar del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora del Valle.

Este año, se contó con la participación del Grupo de Expresiones Artísticas de Fray Mamerto Esquiú, que está celebrando sus 30 años de misión evangelizadora a través del arte con la presentación de “La Pasión de Cristo”. Sus integrantes tuvieron a cargo las escenificaciones de las estaciones del viacrucis. 

A lo largo del recorrido, se fueron sumando grupos de personas convocadas para acompañar a Cristo desde las realidades que les toca vivir o acompañar. Entre ellos, los excombatientes de Malvinas, representados por la agrupación 7 de Abril; miembros de Defensa Civil, Bomberos y Brigada de Lucha contra Incendios Forestales, personal de Salud, acompañados por la ministra de Salud, la doctora María Manuela Ávila; personal del Centro Integral Humaraya, Asociación Catamarqueña de Sordos y miembros de la Pastoral de Adicciones que trabajan para la recuperación de chicos afectados por la droga, jóvenes y familias.

Además, se realizaron gestos y signos, como el despliegue de una bandera argentina, con los que se invitó a orar por la Patria y por la paz.

Mientras se avanzaba, entre oraciones, silencio para la reflexión y cantos de alabanza a Dios, los sacerdotes estuvieron a disposición para quienes quisieran recibir el sacramento de la Reconciliación.

En la rotonda de La Aguada, el obispo presidió la ceremonia de bendición de los ramos y, desde este punto, continuó la peregrinación.

En su homilía de la celebración de Ramos, que contó con una multitud de fieles, monseñor Urbanc expresó que ese domingo “es la puerta de la Semana Santa y la liturgia de este día nos invita a entrar con Jesús en ella. En su ingreso a Jerusalén, Jesús es aclamado como rey que viene en el nombre de Dios”. 

Y afirmó que “no es un rey prepotente que hace alarde de su poder; sino un rey manso, humilde, pacífico y pacificador”.

En ese sentido, exhortó a que “nada nos impida encontrar en Él la fuente de nuestra alegría, de la alegría auténtica, que permanece y da paz; porque sólo Jesús nos salva de los lazos del pecado, de la muerte, del miedo, la angustia y de la tristeza”.

Luego de reflexionar sobre las lecturas proclamadas, se centró en el relato de la Pasión, y señaló que “el misterio de la cruz debe ayudarnos a descubrir el sentido de nuestras cruces y darnos fortaleza para perseverar. Pero, por sobre todo, debe enseñarnos lo que es amar de verdad o la verdad sobre el amor”.

Más adelante invitó a que “le pidamos a la Santísima Virgen del Valle que nos ayude a ser humildes como Ella, lo que nos enseña con el gesto de haberse dejado encontrar en un hueco de la montaña, en este lugar que, gracias a Dios y a la voluntad de muchas personas, se está mejorando para poder recibir como se merecen, a tantos peregrinos y devotos que día a día aumentan en número, buscando en la Madre un encuentro con Dios”, concluyó refiriéndose a las obras que se están realizando en la gruta de la Virgen del Valle.+