Sábado 22 de junio de 2024

Card. Rossi: 'La Trinidad es una fiesta de unidad en el amor'

  • 28 de mayo, 2024
  • Córdoba (AICA)
El arzobispo de Córdoba aseguró que la Trinidad "nos vincula a cada ser y nos enseña que no podemos ser felices solos. Percibir al otro es el primer peldaño del amor".
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, cardenal Ángel Rossi SJ, celebró la solemnidad de la Santísima Trinidad, al que definió como “un misterio en que lo esencial se nos va de las manos, nos cuesta, tres personas distintas, la misma naturaleza, un solo Dios verdadero”.

“Los misterios de Dios no son para ser entendidos, son para ser creídos y abrazados. Por ejemplo, el misterio de la cruz; la cruz no se entiende, la cruz se abraza o no. En este caso, la Santísima Trinidad es una fiesta de fe en donde la cuestión no es elucubración, porque con la cabecita no llegamos a entenderlo, sino es la adhesión del corazón”, manifestó.

El purpurado dijo también que la Trinidad “es una fiesta de unidad, de amor, una fiesta de unidad en el amor, que en Dios ese amor, esa unidad, esa comunicación se da perfectamente. Solo el amor, el amor personal une verdaderamente. La verdadera unidad e intimidad es la que está fundada, sostenida, alimentada y realimentada en el amor”.

“La Trinidad sale de sí mismo para servir y salvar a los hombres. Nuestra mirada no es la de Dios, pero está invitada a dejarse traspasar, a dejarse contagiar por la mirada divina. Hemos sentido esa mirada misericordiosa sobre nosotros”, agregó.

En tanto, señaló: “Somos creados para amar. Mirando nuestro mundo lo contemplamos un mundo huérfano, huérfano de amor, que no ha descubierto que tiene un padre que lo ama y siente su dolor como propio”.

Finalmente, aseguró: “La Trinidad nos vincula a cada ser y nos enseña que no podemos ser felices solos. Percibir al otro es el primer peldaño del amor. Que Dios se manifieste en Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Trinidad, quiere decir que a Dios lo conocemos y nos acercamos a través de la comunión. Solo la comunión nos abre al encuentro, al amor y a la unidad, que comienza por uno mismo”.+