Sábado 27 de noviembre de 2021

Card. Dolan: La violencia no terminará hasta que no erradiquemos el aborto

  • 26 de octubre, 2021
  • Nueva York (Estados Unidos) (AICA)
El arzobispo de Nueva York pidió poner fin primero a la práctica del aborto para luego acabar con los distintos tipos de violencia
Doná a AICA.org

El arzobispo de Nueva York, cardenal Timothy Dolan, reclamó poner fin a la práctica del aborto como primer paso para erradicar todas las formas de violencia en la sociedad relacionadas con el crimen, el racismo o la pobreza.

“La violencia –dijo el purpurado estadounidense- no terminará hasta que detengamos la supuesta licencia intocable del aborto radical que parece haber capturado a un segmento de nuestra sociedad”, manifestaba en una columna de opinión.

El cardenal Dolan hizo referencia a la Madre Teresa para continuar con su argumento. En este sentido, manifiesta que “no debemos sorprendernos cuando oímos hablar de asesinatos, muertes, guerras, odio. Si una madre puede matar a su propio hijo, ¿qué falta para que nos matemos entre nosotros?’”, expresó el titular de la Iglesia neoyorkina.

El arzobispo indicó que en una sociedad dividida política y culturalmente, lo único que parece unir a todas las partes “es la preocupación porque nuestro mundo haya perdido el respeto básico por la vida”.

Además, citó varios ejemplos del trato que se da a la vida humana, como la situación de millones de refugiados y migrantes, la retirada estadounidense de Afganistán, el desprecio por la vida durante la pandemia de coronavirus, los delitos violentos -incluido el asesinato de George Floyd-, el aumento de los suicidios -especialmente entre los jóvenes-, y los tiroteos masivos.

El purpurado señaló que estos ejemplos muestran cómo “la vida humana ahora se trata como algo inservible, sin valor, desechable” y resaltó que, según las palabras del papa Francisco, estos casos son parte de una “cultura del descarte”.

El cardenal Dolan argumentó que las leyes que permiten la matanza y el desmembramiento de bebés inocentes en el vientre de la madre envían un poderoso mensaje contra la vida que amenaza a todos: “Si las comodidades, las ‘elecciones’ o ‘los derechos’ pueden triunfar sobre la vida del bebé en el vientre, ¿qué vida humana no está amenazada?”, escribió.

“Cuando la ley permite que se destruya la vida vulnerable, obliga a los trabajadores de la salud a ir en contra de su conciencia, y exige que el dinero de nuestros impuestos lo subsidie, ¿qué mensaje estamos dando sobre la dignidad de la persona humana y el carácter sagrado de la vida?”, lamentó.

Finalmente, instó a todos a defender a los “indefensos” niños por nacer y a denunciar el mal llamado “derecho” al aborto, que es “inhumano, violento y contrario a los derechos humanos”.+