Miércoles 1 de febrero de 2023

Camino al Jubileo 2025: "Un viaje para todas las Iglesias"

  • 5 de abril, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La maquinaria organizativa ya va tomando forma y la estructura incluye también un comité técnico, una comisión ecuménica y una comisión de comunicación.
Doná a AICA.org

El arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, el dicasterio del Vaticano designado por el Papa para organizar el próximo Jubileo de 2025 anunció que los preparativos ya están en marcha y subrayó que la prioridad es que sea “un viaje rico en contenido que todas las Iglesias del mundo pueden hacer juntas”. 

En una entrevista con la televisión italiana Telepace, el arzobispo explicó que “la directiva es evitar que el evento se viva como algo que ocurre cada 25 años”.

Esta semana se celebró la primera reunión de la comisión pastoral con la presencia de representantes de la Curia Romana, de la Conferencia Episcopal Italiana y de muchas otras realidades eclesiales, informó VaticanNews.

“Juntos –explicó monseñor Rino Fisichella– comenzaremos a ver cómo dar contenido al Jubileo no sólo desde el punto de vista espiritual, sino también en cuanto a la composición y los temas de los eventos, según las indicaciones contenidas en la carta que el papa Francisco me dirigió en los últimos meses”.

Está prevista en los próximos días una reunión de la Comisión de Cultura: “Nos gustaría que la ciudad de Roma pudiera ofrecer toda la riqueza histórica, artística, musical y arquitectónica que posee también para este Jubileo”.

El logotipo del Jubileo se conocerá a finales del mes de mayo
Para el arzobispo será muy importante este vínculo entre la dimensión de la peregrinación y el turismo: “En la historia de las peregrinaciones, la gente siempre ha mostrado curiosidad por conocer y comprender la cultura local, volviendo a casa con una riqueza increíble”.

La maquinaria organizativa ya va tomando forma y la estructura incluye también un comité técnico, una comisión ecuménica y una comisión de comunicación”.

El logotipo del Jubileo se conocerá más o menos a finales del mes de mayo. El 20 del mismo mes es la fecha límite para el concurso internacional recientemente lanzado para recoger los distintos proyectos y según afirmó Rino Fisichella están llegando propuestas de diferentes partes del mundo: “Los primeros vinieron de África, señal del gran interés del continente”.

Peregrinos de la Esperanza
El Año Santo 2025, cuyo lema es “Peregrinos de la esperanza”, será el vigésimo séptimo Jubileo ordinario de la historia de la Iglesia. El primer Jubileo fue proclamado por Bonifacio VIII en 1300. 

En un primer momento se pensó celebrarlos cada cien años, pero Clemente VI en 1350 decidió que se celebraran cada 50 años. Pablo II, con una Bula de 1470, estableció que el Jubileo debería tener lugar cada 25 años.

León XIII anunció el primer Jubileo de 1900 y Juan Pablo II el primero de 2000. Entre los diversos Jubileos extraordinarios, además del Año Santo de la Misericordia promovido por el papa Francisco, podemos recordar el de 1423, anunciado por Martín V para celebrar el final del cisma y el regreso del papado a Roma después del exilio de Aviñón, el Jubileo anunciado por Pío XI en 1933 para el 1900 aniversario de la Redención, el Jubileo proclamado por Pablo VI en 1966 para la conclusión del Concilio Vaticano II y el anunciado por Juan Pablo II en 1983 por el 1950 aniversario de la Redención. Y recientemente el papa Francisco también habló sobre el próximo Jubileo de la Redención en 2033.

El Jubileo ofrece a los fieles la posibilidad de obtener una indulgencia plenaria para ellos mismos o para un difunto; es un año de reconciliación y conversión, de solidaridad y compromiso con la justicia al servicio de Dios y de los hermanos.+