Lunes 20 de mayo de 2024

Camerún, Ucrania y Hawái, en el pensamiento y las oraciones de Francisco

  • 13 de agosto, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa rezó por la peregrinación de paz que se realizará en el país africano, por la paz en Ucrania, las víctimas de los incendios en Hawái y las personas que murieron tratando de llegar a Europa.
Doná a AICA.org

Luego del rezo del Ángelus, este domingo 13 de agosto el Papa Francisco elevó sus oraciones por la peregrinación de paz que se realizará en Bafoussam (Camerún), por la paz en Ucrania, por las víctimas de los incendios que devastaron la isla de Maui, en Hawái, y por las más de 2.000 personas que murieron en el mar tratando de llegar a Europa.

En primer lugar, el Papa se refirió a lo que acontecerá mañana, lunes 14, en el municipio de Bafoussam, al oeste de Camerún, donde se realizará una peregrinación para pedir por la paz en esa nación, “una nación todavía asolada por la violencia y la guerra”, dijo el pontífice.

 “Unámonos en oración a nuestros hermanos y hermanas de Camerún para que, por intercesión de la Virgen María, Dios sostenga la esperanza del pueblo, que sufre desde hace años, y abra caminos de diálogo para alcanzar la concordia y la paz”, invitó el pontífice a los cientos de peregrinos que acompañaron la oración desde la Plaza de San Pedro.

Asimismo, el Santo Padre elevó sus plegarias por la población de Ucrania, que está viviendo desde hace más de un año un conflicto armando para el que aún no se ve una vía de solución. “Recemos también por la atormentada Ucrania, que tanto está sufriendo por esa guerra”, manifestó.

En tanto que, además, el Santo Padre rezó por las víctimas de los devastadores incendios que afectaron  a la isla de Maui, en Hawái. “También quiero asegurar mis oraciones por las víctimas de los incendios que han devastado la isla de Maui, en Hawái, dijo. En este sentido, este viernes 11 de agosto el Pontífice había enviado un telegrama de pésame, firmado por el cardenal Pietro Parolín, secretario de Estado del Vaticano, en el cual manifestó su cercanía, oraciones y solidaridad a las familias de las víctimas, los desaparecidos y el personal de rescate. 

Naufragio de migrantes, una herida abierta de nuestra humanidad
Finalmente, Francisco recordó a las 41 personas que fallecieron días atrás en un naufragio en el Mediterráneo, y manifestó su además su “dolor y vergüenza” por las casi 2.000 personas que murieron en total tratando de llegar Europa desde comienzos de año.

“Con dolor y vergüenza hay que decir que, desde principios de año, ya son casi dos mil los hombres, mujeres y niños que han muerto en este mar, intentando llegar a Europa. Es una herida abierta de nuestra humanidad. Aliento los esfuerzos políticos y diplomáticos que tratan de curarla con espíritu de solidaridad y fraternidad, así como los esfuerzos de todos los que trabajan para evitar los naufragios y rescatar a los migrantes”, señaló.+