Jueves 27 de enero de 2022

Benedicto XVI lamentó la muerte de un cisterciense austríaco

  • 20 de octubre, 2021
  • Viena (Austria) (AICA)
"Él era muy cercano a mí. Ahora llegó al más allá, donde muchos amigos lo estaban esperando y a los que espero unirme a ellos pronto", escribió el Papa emérito.
Doná a AICA.org

Con conmovedoras palabras, el papa emérito Benedicto XVI expresó sus condolencias por la muerte de su amigo, el monje e historiador de la Iglesia austriaca, el padre Gerhard Winkler OCist. 

"La noticia de la muerte del padre Winkler me conmovió profundamente", escribió Benedicto XVI en una carta al abad Reinhold Dessl, publicada en estos días por la abadía cisterciense de Wilhering en Alta Austria. 

“De todos mis colegas y amigos, él era el más cercano a mí. Su serenidad y profunda fe siempre me han cautivado. Ahora ha llegado al más allá, donde estoy seguro de que muchos amigos ya lo estaban esperando. Espero unirme a ellos pronto”, escribió el papa emérito en una carta fechada el 2 de octubre de este año.

El padre Gerhard (Bernhard) Winkler murió el 22 de septiembre de 2021, a la edad de 91 años. El cisterciense de Wilhering enseñó la historia de la Iglesia de Salzburgo desde 1983 hasta su jubilación en 1999. 

Antes de eso, de 1974 a 1983, fue profesor titular de Historia de la Iglesia medieval y moderna en la Universidad de Regensburg. Joseph Ratzinger también dio una conferencia allí desde 1969 hasta su nombramiento como arzobispo de Munich en 1977.

Uno de los logros perdurables de Winkler es la publicación de una edición de diez volúmenes de las obras completas de Bernardo de Claraval en una traducción latina al alemán. Benedicto XVI los citó muchas veces en su encíclica "Spe salvi", publicada en 2007.

El padre Winkler, que también trabajó como profesor en la escuela primaria Wilhering Abbey y como vicario de la parroquia de la abadía antes de su carrera investigadora, permaneció cerca de Wilhering hasta su vejez y celebró servicios regulares allí. 

En los últimos años de su vida vivió en Rudigierheim con las Hijas de la Caridad de la Santa Cruz en Linz. Su tumba se encuentra en el cementerio del monasterio de la abadía de Wilhering, cerca de Linz.+