Sábado 4 de febrero de 2023

Benedicto XVI anunció para el 12 de mayo tres canonizaciones

  • 12 de febrero, 2013
  • Ciudad del Vaticano
Benedicto XVI anunció, el lunes 11 de febrero, en el Consistorio Ordinario Público, la canonización de las religiosas Laura Montoya, que se convertirá en la primera santa reconocida de Colombia, y Guadalupe García, de México, y Antonio Primaldo y compañeros mártires, de Otranto, Italia. Las dos futuras santas, la colombiana Laura Montoya, "madre espiritual de los indígenas, a los que quiso mostrar el amor de Dios", y la mexicana Guadalupe García, cuyo lema fue "Caridad hasta el sacrificio y constancia hasta la muerte", fueron beatificadas por Juan Pablo II, el 25 de abril de 2004.
Doná a AICA.org
Benedicto XVI anunció, el lunes 11 de febrero, en el Consistorio Ordinario Público, la canonización de las religiosas Laura Montoya, que se convertirá en la primera santa reconocida de Colombia, y Guadalupe García, de México, y Antonio Primaldo y compañeros mártires, de Otranto, Italia.

Las dos futuras santas, la colombiana Laura Montoya, "madre espiritual de los indígenas, a los que quiso mostrar el amor de Dios", y la mexicana Guadalupe García, cuyo lema fue "Caridad hasta el sacrificio y constancia hasta la muerte", fueron beatificadas por Juan Pablo II, el 25 de abril de 2004.

La hermana Laura Montoya, maestra de misión en América Latina, servidora de la verdad y de la luz del Evangelio, nació en Jericó, Antioquia, pequeña población colombiana, el 26 de Mayo de 1874.

La hermana María Guadalupe García Zavala, nació en Zapopán, Jalisco, México el 27 de abril de 1878, renunciando al matrimonio, se dedicó al servicio de los más pobres, necesitados y enfermos, y fundó por eso la Congregación de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres. Con una fe profunda, una esperanza sin límites y un gran amor a Cristo, Madre Lupita buscó la propia santificación desde el amor al Corazón de Jesús y la fidelidad a la Iglesia. De este modo vivió el lema que dejó a sus hijas: "Caridad hasta el sacrificio y constancia hasta la muerte".

La primera santa colombiana
La Madre Laura Montoya Upegui, se convertirá en la primera santa colombiana reconocida. Con ocasión de este gran acontecimiento, la Iglesia colombiana, especialmente la arquidiócesis de Medellín -jurisdicción donde se adelantó el proceso de canonización de la próxima santa colombiana-, se prepara para agradecer a Dios el don de la Madre Laura y pedir a ella su intercesión por las necesidades de los colombianos.

Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, arzobispo de Medellín expresó que "para la arquidiócesis de Medellín es una gran alegría saber que una mujer, nacida en Antioquia, que allí hizo todo su camino como cristiana y que luego fundó una comunidad religiosa para trabajar en las misiones, ahora sea oficialmente reconocida por la Iglesia como santa".

Señaló el arzobispo que la comunidad arquidiocesana vive el anuncio de la nueva santa con responsabilidad, "porque no se trata simplemente de un triunfalismo y de alegrarnos porque tenemos una santa, sino de entender que pesa sobre nosotros la misión de la evangelización y la vocación a la santidad. Es allí donde tenemos que centrar lo esencial: estamos llamados a crecer en Cristo y estamos llamados a entregar el Evangelio a todas las naciones".

Finalmente, dijo que la noticia de la canonización se recibe con mucha esperanza porque será ocasión "para que todos hagamos una opción por la verdad por el bien por el amor, por la justicia por la paz".

"Cuando vemos una mujer que ha sido capaz de responder a los grandes ideales humanos y a la propuesta del Evangelio, y ha sido capaz de dedicar la vida a servir a los más desfavorecidos, como los indígenas; por qué todos nosotros no vamos a ser capaces de construir un mundo nuevo en el que nos solidaricemos los unos con los otros, y en el que haya equidad, paz y justicia", concluyó monseñor Tobón Restrepo.+