Viernes 30 de septiembre de 2022

"Ayuda a la Iglesia Necesitada" quiere animar a los cristianos a quedarse en el Líbano

  • 29 de abril, 2022
  • Beirut (Líbano) (AICA)
Una delegación de la organización católica de ayuda visitó la región para inspeccionar proyectos de apoyo a la comunidad local.
Doná a AICA.org

La organización católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) está ayudando a los cristianos a permanecer en el Líbano y no abandonar el país, que se ha visto afectado por una grave crisis económica. Representantes de la Fundación Pontificia visitaron recientemente el país para inspeccionar proyectos que recibieron apoyo local.

Los cristianos en el Líbano están "generalmente mejor educados, mejor preparados y tienen más familiares en el extranjero, lo que les facilita emigrar y encontrar buenos trabajos", observó el nuncio apostólico en el Líbano, monseñor Joseph Spiteri, durante la visita de AIN al país de los cedros. La organización de ayuda estaba convencida de que era aún más importante invertir en proyectos que animaran a los cristianos a permanecer en el país.

Uno de los enfoques de la ayuda de la iglesia es el apoyo a las escuelas. La Iglesia católica dirige unas 330 escuelas en el Líbano, explicó el arzobispo. Alrededor de 90 de estas son las llamadas "escuelas subvencionadas". En estas escuelas, el estado normalmente paga la mitad de las tasas escolares. Debido a la crisis económica y al hecho de que el gobierno está al borde de la bancarrota, no paga su parte. Eso es por eso que la iglesia en el Líbano recurra a AIN en busca de ayuda para saldar ese déficit. La mitad ya se pagó y la otra mitad ya se puso en marcha, según informaron desde la organización.

La importancia de la ayuda no se puede subestimar, dijo el nuncio Spiteri: “Estas escuelas son muy importantes porque mantienen la presencia cristiana, mantienen a las familias en los pueblos y crean puestos de trabajo para maestros y personal no académico”. 

AIN pudo proporcionar a los maestros de más de 50 escuelas una subvención de 300 dólares por año escolar. Dinero que se necesita con urgencia debido a la crisis, especialmente para cubrir suministros básicos de alimentos o combustible.

AIN estuvo apoyando proyectos en el Líbano durante muchos años, donde la crisis económica masiva provocó que la moneda nacional se desplome a alrededor de una vigésima parte de su valor anterior. 

“Líbano se diferencia de todos los demás países de Medio Oriente. No sólo porque tenemos más cristianos, sino porque es el único país de la región que tiene una constitución civil”, subrayó el arzobispo Spiteri, de ahí la importancia de mantener la presencia cristiana en el Líbano.

El nuncio manifestó que la visita del papa al Líbano es “una gran esperanza”, en particular para fortalecer la comunidad cristiana. "El Papa quiere venir. Se lo repitió al presidente y al primer ministro cuando visitaron recientemente el Vaticano", dijo monseñor Spiteri. En abril, el presidente anunció que el papa Francisco vendría al país en junio. El Vaticano aún no lo confirmó oficialmente, pero dijo que es una posibilidad.

Políticamente, el nuncio alberga cierta esperanza de que las próximas elecciones de mayo den como resultado un gobierno más estable que pueda llegar a un acuerdo con el FMI y el Banco Mundial para contener la crisis económica. Sin confianza, Líbano no puede atraer inversiones, pero existe potencial en la agricultura y el turismo, por ejemplo, donde se pueden crear nuevos puestos de trabajo. “Tenemos que convencer a los jóvenes de que pueden quedarse y hacer cosas interesantes. Es un gran desafío”, concluyó el nuncio apostólico.+