Lunes 10 de mayo de 2021

Ayuda a la Iglesia Necesitada presentó la campaña "Los últimos cristianos de Irak"

  • 2 de marzo, 2021
  • Madrid (España) (AICA)
A pocos días del viaje del Santo Padre, la Fundación Pontificia presentó su campaña de ayuda a la minoría cristiana que queda en el país, duramente castigada por las guerras y la persecución.
Doná a AICA.org

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) presentó la campaña “Los últimos cristianos de Irak”, a pocos días del viaje apostólico del papa Francisco a este país, el primero de un pontífice a estas tierras.

Francisco transmitirá un mensaje de cercanía y aliento a la castigada minoría cristiana que queda en el país (menos del 1% de la población) y que se mantuvo heroica en la fe a pesar de tanto sufrimiento. Pretende también llevar consuelo a todo el pueblo iraquí y establecer puentes de diálogo y acercamiento entre las distintas religiones. Por su parte, los cristianos iraquíes aguardan con esperanza este viaje del Papa, afligidos tras décadas de discriminación y persecución.

Raquel Martín, responsable de la comunicación de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en España, afirmó en la rueda de prensa de presentación de la campaña que Irak “ha sido y va a ser un país preferente para AIN y estuvo siempre en el corazón de nuestra misión. Hemos echado la casa por la ventana por este país y gracias a los miles de benefactores pudimos ayudar a su pueblo”.

Irak, la "cuna de la civilización"
Javier Menéndez Ros, director de AIN en España, explicó a grandes rasgos la historia de este país y su situación actual: “Esta campaña la hemos llamado “Los últimos cristianos de Irak” porque están en una situación casi de extinción o de reducción drástica del número de ellos. Irak ocupa el quinto puesto como país productor de petróleo, es un país sumamente rico, pero desde hace muchos años, debido a las guerras y al terrorismo, no está en ningún nivel de riqueza”.

Irak, recordó el director de AIN, es la “cuna de la civilización, una tierra bíblica donde nació la escritura, la agricultura y la ganadería. Aquí nació una de las comunidades cristianas más antigua del mundo en el siglo I”.

Según explicó Javier Menéndez Ros, “el islam es la religión mayoritaria y la mayoría son chiíes y suníes”. Los cristianos, “son menos de 250.000, el 1% de la población y tienen diferentes ritos, increíblemente antiguos que son una riqueza para toda la Iglesia. Hay hasta 9 denominaciones cristianos”.

Desde AIN estiman que hay “4 millones de pobres y personas necesitadas de apoyo exterior, el 10% de la población. Hay 1.6 millones de desplazados a raíz de la invasión del Dáesh y 200.000 personas han podido volver a sus hogares”.

Las cuatro fases de ayuda a este país
Philipp Ozores, secretario general de AIN, desde Alemania, explicó cómo la historia de la fundación con Irak viene de lejos, “empezamos ayudando en los años ’80 y al principio se trataba de una ayuda pastoral, la formación de sacerdotes y la ayuda a conventos. Esta ayuda en los últimos 10 años se convirtió en un ayuda de emergencia y rescate para mantener viva una pequeña semilla de cristianos en Irak”.

AIN vivió cuatro fases de ayuda en Irak: la emergencia humanitaria, la reconstrucción de casas, la reconstrucción de monumentos simbólicos para la identidad cristiana y la fase actual, invertir en el futuro de la población, sobre todo en los jóvenes.

Al principio se ayudó con los alojamientos, alimentos y medicinas, luego se empezaron a reconstruir casas que se encontraban completamente destruidas y de una llanura completamente vacía se consiguió que el 50% de las familias volviesen.

A continuación, se empezaron a reconstruir monumentos simbólicos cristianos como la iglesia de la Inmaculada en Qaraqosh donde el Santo Padre rezará el Ángelus el próximo domingo.

Pensar al futuro, las becas para los estudiantes
Y pensando al futuro, AIN consiguió la financiación, con 1,5 millones de euros para los próximos 4 años, de unas becas para 150 estudiantes en la Universidad Católica de Erbil.

Será un lugar de formación, de perspectiva, de paz y reconciliación. “Será un impulso para que la juventud cristiana de Irak no abandone su país”. +