Lunes 15 de abril de 2024

América Latina, unida en oración por Haití en el Viernes de Dolores

  • 22 de marzo, 2024
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Organizaciones de la Iglesia expresan solidaridad con el pueblo haitiano y piden a Dios "disponga los corazones, mueva voluntades, para que nuestros hermanos puedan gozar pronto de una vida plena".
Doná a AICA.org

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR) y Cáritas de América Latina y el Caribe convocaron a unirse a la Jornada Continental de Oración por Haití, que se realiza este viernes 22 de marzo, con la convicción de que “la fuerza y el poder de la oración” acerca y expresa la solidaridad regional hacia el pueblo haitiano.

Esas organizaciones de la Iglesia en América Latina piden "por los más de 3 millones de niños que necesitan ayuda humanitaria, los 362.000 desplazados internos, por más de la mitad de la población, que vive por debajo del umbral de la pobreza y con una esperanza de vida que apenas supera los 64 años”.

También ruegan por quienes “perdieron sus familiares y amigos, víctimas de la violencia; por las mujeres que sufren cada día el atropello a sus derechos elementales y por quienes no tienen las condiciones mínimas para vivir dignamente”.

Viernes de Dolores por Haití
Los organizadores de esta jornada de oración recuerdan que se eligió esta fecha, el 22 de marzo, porque en muchas comunidades se sigue celebrando el Viernes de Dolores o de “María al pie de la cruz”. 

“Es la Virgen que se asocia a los dolores de su Hijo. Es María, dolida hoy por su Hijo en el rostro del pueblo haitiano crucificado por la miseria y la violencia”, expresan, y sostienen: “A ella, madre de ternura y misericordia, queremos pedir su intercesión, para que el Señor allane los caminos, disponga los corazones, mueva las voluntades, para que nuestros hermanos puedan gozar pronto de una vida plena”.

CLAR: "¿Dónde está tu hermano?"
“Unámonos al clamor del pueblo haitiano, para que esta voz sea escuchada en la tierra y en el cielo, confiados en la misericordia de Dios y la compasión por sus hijos”, pide la CLAR

La vida religiosa latinoamericana se unió a esta jornada con el lema “¿Dónde está tu hermano?”, recordando que nunca podemos permanecer indiferentes ante el sufrimiento de todo un pueblo que es parte de nuestro pueblo latinoamericano y caribeño, que es parte de nuestra historia y que es parte de nuestra Iglesia”.+