Jueves 18 de julio de 2024

Alegría en la diócesis de Quilmes por la ordenación de dos nuevos sacerdotes

  • 8 de julio, 2024
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
Roberto Barúa, Sergio Britez y Ernesto García recibieron su ordenación por imposición de manos del obispo diocesano, monseñor Carlos Tissera, en la catedral local.
Doná a AICA.org

El obispo de Quilmes, monseñor Carlos Tissera, ordenó sacerdotes a los diáconos Roberto Barúa, Sergio Britez y Ernesto García, en la misa que celebró el viernes 5 de julio en la catedral de Quilmes. Concelebraron el obispo auxiliar de Quilmes, monseñor Eduardo Redondo; el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Marcelo Margni; el obispo emérito de Quilmes, monseñor Luis Stöckler; el obispo emérito de Río Gallegos, monseñor Juan Carlos Romanín SDB, y varios sacerdotes. También participaron diáconos y representantes de comunidades parroquiales.

En sus palabras a los nuevos presbíteros, el obispo recordó que "estos hermanos nuestros van a ser ordenados sacerdotes en el grado de presbíteros. Harán las veces de Cristo Maestro, sacerdote y pastor, para que la Iglesia se edifique y crezca como pueblo de Dios y templo del Espíritu Santo. A ejemplo del Santo Cura Brochero, sean 'pastores con olor a oveja', o sea, cercanos con su vida y ministerio a la vida concreta de los fieles".

"Esta alegría de ustedes, es también el gozo de Nicolás, papá de Sergio y de tus hermanos y familia; es la gran alegría de Antonia, mamá de Joaquín y toda la familia; también de Irene, mamá de Roberto, de tu sobrino presente y toda la familia. Toda la Iglesia de Quilmes se alegra con ustedes", manifestó.

El prelado aseguró que "mirar al buen pastor nos ayuda a revisar y mejorar nuestras actitudes como discípulos misioneros. Tener las puertas abiertas de nuestro corazón y de los lugares de culto, sin dejar de ser realistas por todo lo relacionado con la inseguridad de nuestras ciudades y barrios, para que cada persona 'se sienta en casa', recibidos en una Iglesia que es Madre y que con su ternura abraza y contiene a tantas y tantos necesitados de la Palabra, de los sacramentos y de la ayuda misericordiosa". 

               

Monseñor Tissera recordó también al primer obispo de Quilmes, en la novena por el 23º aniversario de su pascua: "Roberto, Joaquín y Sergio, que Jorge Novak los ayude a ser fieles al Espíritu Santo".

Hacia el final de la celebración, el presbítero Armando Dessy, canciller de la diócesis, leyó los decretos en donde el obispo confirió a los ordenados las licencias para ejercer sus ministerios en la diócesis, junto con las designaciones para ejercer sus misiones pastorales: Roberto Barúa será vicario parroquial de San Pablo Apóstol de Berazategui, de Nuestra Señora del Valle y de San Francisco de Asís de Florencio Varela; Sergio Britez será vicario parroquial de Sagrada Familia en Berazategui; y Joaquín García será vicario parroquial de Santa María y Santa Isabel de Hungría de Berazategui, con especial atención a las comunidades de Nuestra Señora del Milagro y Nuestra Señora de Itatí, también de esa localidad.

Los nuevos sacerdotes expresaron su alegría y felicidad, y agradecieron a sus formadores, a sus familias, al seminario, y las distintas comunidades de la diócesis de Quilmes que los acompañaron en su trayecto formativo.

-> Texto completo de la homilía