Sábado 24 de julio de 2021

Alberto Fernández, Aristóteles, Santo Tomás y el aborto

  • 6 de junio, 2019
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, en su reflexión televisiva semanal analizó y refutó un comentario del candidato a presidente de la Nación, Alberto Fernández, donde parece querer dar la solución de este tema tan discutido que dividió a la opinión argentina.
Doná a AICA.org
El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor, emitido por el Canal 9 de TV el sábado 1° de junio, analizó y refutó un comentario del candidato a presidente de la Nación, Alberto Fernández, publicado el 18 de mayo, en el que emite su opinión sobre el aborto en el que pretende dar la solución a un tema tan discutido que ha dividido a la opinión pública argentina.

"El flamante candidato a presidente de la Nación, doctor Alberto Fernández -comenzó el prelado su reflexión-, ha publicado el 18 de mayo su opinión sobre el aborto en un escrito que titula "Entre dogmas e hipocresías", donde parece querer dar la solución de este tema tan discutido que ha dividido a la opinión argentina".

"Dice, por ejemplo, que ´otra vez el debate se promueve entre bandos que defienden posiciones tan irreconciliables como absurdas. Esta vez la disputa parece plantearse entre quienes defienden la vida y quienes defienden la muerte´. En realidad él utiliza los conocidos argumentos abortistas de que es un problema de salud pública, que hay más de 500.000 abortos todos los años, que en los países más avanzados ya el aborto es una ley consagrada incluso en avanzado estado del embarazo de la mujer, etc."

Aristóteles
"Pero lo notable en este escrito del Dr. Alberto Fernández es que nos quiere correr con la vaina. Cita a Aristóteles y a Santo Tomás en favor de su opinión. Dice que ´Aristóteles promovió el aborto como mecanismo para controlar la superpoblación y fijó como tiempo límite los 40 y los 90 días de gestación del hombre o la mujer respectivamente´. A mí me gustaría ver la cita de Aristóteles y de dónde la sacó porque además si se ha introducido en ese mundo de la filosofía clásica quizás haya aprendido alguna cosa mejor sobre el ser, sobre qué es la persona humana, sobre el orden natural, sobre la ley natural".



Santo Tomás de Aquino
"Lo mismo dice sobre Santo Tomás. Leo: ´Esa misma lógica de Aristóteles fue la que gobernó el pensamiento de Santo Tomás. Para el impulsor del Derecho Natural existen dos tipos de aborto según el feto se haya formado como persona o no. En el primer caso merece una pena canónica, en el segundo no. ¿Y qué es lo que convierte el feto en persona? El ingreso del alma al cuerpo´".

"El Dr. Fernández sostiene que para Santo Tomás el ingreso del alma al cuerpo se da cuando se ha formado el sistema nervioso. Lo que no conoce el Dr. Fernández es que Santo Tomás era un científico riguroso y se atenía a los datos científicos de su época. Cada vez que yo he hablado sobre el aborto he comenzado por la cuestión fundamental que es la científica. En el siglo XIII no se sabía lo que se sabe hoy y lo que se sabe hoy con los estudios de genética y embriología del siglo XX, con lo realizado especialmente por el Dr. Jérôme Lejeune, es que desde el primer instante de la concepción, desde que el espermatozoide y el óvulo se unen, allí hay una persona humana con un ADN distinto del de la madre y que ya entonces es XY o XX, es varón o mujer. Él dice que hay que esperar el desarrollo del cerebro y el chico comienza a dar pataditas 120 días después. Quisiera conocer el texto tomasiano del que habla el candidato a presidente, porque no lo he encontrado. ¿Será un discutido pasaje del Cuarto libro del Comentario a las Sentencias de Pedro Lombardo? ¿Cuáles son las fuentes del escrito del Dr. Fernández?"

El alma la infunde Dios en el instante de la concepción
"Platón decía "se mueve desde dentro" y se mueve desde dentro porque ha recibido el alma. Pero el alma no sale del cuerpo y de la unión de los gametos porque el alma la crea Dios y la infunde Dios en el instante mismo de la concepción. Si Santo Tomás viviera hoy diría claramente esto. Aristóteles lo mismo con su teoría distinguía muy bien entre materia y forma. El alma la infunde Dios en el momento de la concepción y desde entonces hay una persona humana y el hecho embriológico lo ratifica, o es varón o es mujer. Ya desde entonces el microscópico embrión es una persona humana y allí está el alma, racional y espiritual, que mueve desde dentro todo el proceso de crecimiento, si no ¿cómo sucedería esto?"

Dr. Fernández, no se haga ilusiones
Monseñor Aguer concluyó su reflexión con este contundente párrafo: "Así que yo diría: doctor Fernández, no nos tome por giles. Si usted cree que a causa de esto lo van a votar los partidarios de la vida, la gente que ha luchado contra la sanción de la ley del aborto que usted propició, le digo que no. No se haga ilusiones, ¡no somos giles!"+