Lunes 5 de diciembre de 2022

Adultos mayores y abuelos, prioridad de la Misión Adviento Navidad arquidiocesana

  • 1 de diciembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
La Vicaría de Pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires propuso que el fuerte de la misión se desarrolle la semana del 12 al 19 de diciembre y con el lema "Nace Jesús, renace la esperanza".
Doná a AICA.org

La Vicaría de Pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires conformó un equipo de animación misionera que se hará cargo de organizar la Misión Adviento-Navidad, desde "la acción comunitaria en las parroquias hasta las acciones individuales que haciéndolas en un mismo espíritu son expresión de la unidad y diversidad de la Iglesia".

Asimismo, anunció que el lema será el mismo que años anteriores “Nace Jesús, renace nuestra esperanza”, aunque subrayando la palabra esperanza. 

El organismo arquidiocesano propuso que los días "más fuertes" en la Misión en conjunto sean los de la semana del 12 al 19 de diciembre, y sugiriendo el sábado 18 para la misión, durante las horas más convenientes del día y de acuerdo con la mayor concurrencia de gente en los lugares decididos por las parroquias y decanatos.

"Lo más significativo de la propuesta misionera de este fin de año es tener como agente privilegiado y como destinatario a las personas mayores y abuelos. Son sin lugar a dudas las personas que más sufren la pandemia y a la vez son los que sueñan viendo en sus nietos y las próximas generaciones la realidad de un mundo más humano".

Propuestas Misioneras (a modo de sugerencias):

  • Dentro de lo posible, visitar algún hogar de mayores o por lo menos hacerle llegar un gesto o regalos de Navidad (cartas de los niños de catequesis, pesebres armados, etc.).
  • Elegir un lugar de mucha concurrencia para realizar un pesebre viviente con niños y contado por adultos mayores. Interactuar con gente de la calle, sobre todo con personas mayores solas.
  • Carpas Misioneras en plazas, con la imagen del Niño Jesús.
  • Promover un encuentro presencial, con todos los cuidados necesarios, entre jóvenes-niños y adultos mayores, compartiendo cuentos o villancicos de Navidad.
  • Invitar a una misa en especial para adultos mayores o hacer una celebración en lugares donde se reúnen adultos mayores, por ejemplo en centros de jubilados.
  • Hacer tarjetas de Navidad para la misión callejera; si lo realizan juntos abuelos y nietos serían un enriquecimiento mutuo.
  • En los lugares que se hagan pesebres vivientes, que esté particularmente la participación del adulto mayor, incluso proponerle a alguno contar su experiencia de la Navidad de niño.
  • Poner carteles alusivos de agradecimiento a nuestros mayores en los pesebres armados de las comunidades o en los adornos navideños. Ejemplo: “Nace Jesús…” “¡gracias abuelos por recordárnoslo!”; “¡queremos a nuestros mayores!”, etc.
  • Confeccionar oraciones para la Nochebuena que incluya la referencia a los abuelos y personas mayores, llevarla a los geriátricos y centros de jubilados. Repartirlo en las Misas de Nochebuena e incluso el fin de semana anterior para que sea rezado en la mesa navideña.
  • Misa de Nochebuena donde participan en general personas que se reúnen esta noche, pensar la participación en los ministerios con adultos mayores y niños a la vez. Poder hacer algún gesto con ellos, además de rezar en la Oración de los Fieles por los adultos mayores, en especial aquellos que están muy enfermos y solos. Se puede ofrecer una bendición especial para los que asisten, teniendo en cuenta que todos podemos llevar esa bendición a los mayores que encontremos en estos días.
  • Proponer que los adultos mayores en sus casas y en sus familias realicen la bendición de la Mesa Navideña y cuenten a todos como era la Navidad en su infancia.

"Seguramente habrá mucha más creatividad en las propuestas que se compartan en las comunidades y movimientos eclesiales. 'No dejemos que nos roben la esperanza'. 'Nace Jesús', Él es nuestra esperanza", concluyó.

Más información en Facebook Arzobispado de Buenos Aires.+