Sábado 13 de julio de 2024

Abusos: los obispos españoles aprueban el plan de reparación a las víctimas

  • 10 de julio, 2024
  • Madrid (España) (AICA)
En la clausura de la Asamblea Plenaria, el presidente de la Conferencia Episcopal Española destacó la labor de la Iglesia ante los abusos: "Es un camino permanente de aprendizaje".
Doná a AICA.org
"Cuando los caminos legales se cerraron para las víctimas", la Iglesia "quiere mantener la puerta abierta a escucharlas y responder con un plan de reparación integral", expresó el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) monseñor Luis Argüello Garcíaal cierre de la Asamblea Plenaria en la que se aprobó definitivamente  el Plan de reparación integral a las víctimas de abusos, conocido como PRIVA.

El PRIVA se centra en los casos de abusos sexuales que hayan prescrito o en los que el victimario haya muerto. Asimismo, los obispos españoles aprobaron los criterios orientadores de este plan y las líneas que orientan la acción de la Iglesia en relación a los abusos sexuales.

El presidente de la CEE reconoció que "nada de esto puede sanar por sí mismo el dolor que las víctimas han sufrido a lo largo de décadas", pero "queremos seguir en este impulso decidido por acogerlas, acompañarlas y repararlas".

El documento determina la creación de una comisión asesora que elaborará unas recomendaciones de reparación. Se trata de unas pautas no obligatorias. Serán las diócesis y las entidades religiosas las que decidan si implementarlas o no.

"Queríamos dotarnos de unos criterios comunes", que sin embargo no son definitivos porque se trata "de un documento abierto. Se incorporarán elementos surgidos de una escucha" amplia, tanto a "las asociaciones de víctimas o, por ejemplo, los informes" -como el del Defensor del Pueblo o del bufete Cremades- que "tanto nos están ayudando", dijo monseñor Argüello.

Preguntado sobre la no obligatoriedad del plan, el arzobispo de Valladolid comentó que "la conferencia episcopal no tiene la capacidad jurídica para obligar a las diócesis a implementar este plan". "Yo no soy el jefe de los obispos". Por eso "se trata de una obligación moral".

Petición de perdón y respeto
Por último, Argüello volvió a "pedir perdón a las víctimas" y exigió "respeto, tanto a la sociedad como a las Administraciones" públicas, hacia "las reglas de funcionamiento de la conferencia episcopal". Cabe destacar que el Gobierno español trató de contraprogramar la Asamblea Plenaria extraordinaria de la CEE, que aprobó el PRIVA, organizando una reunión con distintas asociaciones de víctimas y aprobando este martes un decreto sobre delitos sexuales.

El ministro de la presidencia, Félix Bolaños, llegó a decir que no va a permitir este plan porque se trata de un "sistema unilateral, sin presencia de las víctimas, no obligatorio y al margen de las recomendaciones del Defensor del Pueblo".

Ante estos movimientos, Argüello reconoció esta unilateralidad e incluso la defendió: "Claro que sí, porque es nuestra obligación moral y hacemos esto de motu proprio". De hecho, para el presidente de la CEE "las declaraciones del ministro, que parecen un reproche, en realidad son un reconocimiento para nosotros".

En la rueda de prensa también participó Jesús Díaz Sariego, presidente de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), quien destacó que "en la medida en la que hemos ido escuchando a las víctimas nos fuimos sensibilizando con el daño que algunos miembros de la Iglesia les han realizado". 

"Esta sensibilización cambió también nuestro modo de proceder", añadió y destacó: "Las congregaciones y las diócesis elaboraron distintos protocolos, más y mejor formación o vivir en prevención".+