Domingo 27 de noviembre de 2022

Primera ordenación sacerdotal en la historia de Puerto Madryn

  • 24 de noviembre, 2022
  • Comodoro Rivadavia (Chubut) (AICA)
Natanael Alberione se convirtió en el primer sacerdote ordenado en la localidad portuaria. El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, presidió la celebración.
Doná a AICA.org

El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Vicente Gimeno Lahoz, presidió la misa de ordenación en el Gimnasio Municipal Nº 1 de Puerto Madryn, donde confirió el orden del presbiterado al diácono Natanael Alberione.

El joven cordobés de 33 años, que adoptó como su lugar la diócesis de Comodoro Rivadavia porque fue allí donde sintió el llamado al sacerdocio, se convirtió en el primer sacerdote ordenado en la localidad portuaria.

Natanael, quien tiene un parentesco con el beato Santiago Alberione, eligió como lema la frase “Jesucristo es mi Señor, Él me amó y se entregó por mí”.

En su homilía, monseñor Lahoz destacó que “es importante que vivamos con mucha gratitud a Dios y con mucha alegría este encuentro en el cual Dios derrama abundantemente su gracia”.

“Por eso, Natanael, me alegra el lema que has escogido fruto de tu lucha por la vida en San Camilo. Me has compartido que en tu estado de coma repetías una y otra vez “Jesucristo es mi Señor, Él me amó y se entregó por mí”. Ese es también mi lema episcopal”, añadió.

“Hoy todos damos gracias a Dios por tu vida y le pedimos que el sacramento del orden sagrado que vas a recibir fructifique en el servicio fiel y generoso del pueblo de Dios sin olvidar que nuestro primer llamado es a la santidad. Nuestra vocación es en primer lugar una respuesta a aquel que nos amó primero”, expresó el prelado.

Con una extensa grilla de actividades todo el fin de semana, arribaron a Puerto Madryn numerosas personas de distintos puntos del Chubut y también de la ciudad cordobesa de Río Tercero, Córdoba, donde nació Alberione. Entre los asistentes se encontraban familiares del flamante sacerdote, feligreses y como invitado especial estuvo el intendente local Gustavo Sastre.

“Es un hecho muy importante para la comunidad religiosa de nuestra ciudad y deseamos que cumpla con felicidad esta nueva misión, que empieza a transitar”, contó el intendente. “Tanto a Natanael como a todos los representantes de la Iglesia de nuestra ciudad, les agradecemos por ayudarnos a llegar a todos los vecinos, estando siempre con quien más nos necesita”, agregó.

Luego de la celebración de la misa, el flamante sacerdote dedicó unas palabras a los asistentes y agradeció a cada lugar donde pudo compartir en estos años. +