Sábado 23 de octubre de 2021

Mons. Maletti: "La solidaridad es un modo de hacer historia"

  • 20 de agosto, 2020
  • Merlo (Buenos Aires) (AICA)
"Nuestra diócesis presenta una gran pobreza social y enfrentarla implica asumir tres desafíos a la vez: la corrupción, las adicciones y el descuido de la casa común", afirma el obispo de Merlo-Moreno.
Doná a AICA.org

El obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, afirmó que “la sinodalidad es hacer de la Iglesia un anticipo del Cielo”, al hacer un repaso de su vida y su actualidad como pastor en partidos del conurbano bonaerense.

“Nuestra diócesis está en las comunes de la ley porque presenta una gran pobreza social y enfrentarla implica  asumir tres desafíos a la vez: la corrupción, las adicciones y el descuido de la casa común”, sostuvo.

En declaraciones a Radio María Argentina, el prelado destacó la “muy fuerte” religiosidad popular de la comunidad diocesana.

“Se trata de gente muy sencilla. Tenemos muchos agentes de pastorales en las ollas populares en medio de esta pandemia. Esta situación ha sacado a la luz la desigualdad estructural que tenemos. La desocupación ha crecido”, advirtió al referirse a este tiempo especial de aislamiento preventivo por la crisis sanitaria.

“Nosotros vemos como es contundente la cantidad de personas que se acercan a las ollas populares y merenderos que tenemos en nuestras iglesias. Y son muchos los que nunca pidieron, los que nunca necesitaron. Son personas que antes vivían con lo justo, pero también ayudaban a otros. Ahora eso no pueden hacerlo. Hoy esa gente no puede llevar con dignidad el pan de cada día a su casa”, sostuvo, y valoró: “La solidaridad es un modo de hacer historia”.

Monseñor Maletti subrayó que “hay mucha gente humilde, que antes ayudaba a otros, que jamás se le pasó por la cabeza que iba a tener que pedir en una olla popular” y graficó: “Hay muchos cuentapropistas que sufrieron una fuerte suspensión en el contexto de la cuarentena, como albañiles, trabajadoras domésticas, jardineros, entre otros”.

“Tengo 71 años, nací en Capital Federal, pero mi familia vivía en San Vicente, en la provincia (de Buenos Aires). Yo soy el sexto de 7 hermanos. Mis padres eran tamberos, vivíamos en el campo”, recordó.

“De mis padres recibí la fe. Y a los 12 años ingresé al seminario menor de Villa Devoto, en Buenos Aires. La formación que recibíamos era de tipo humanista. Recuerdo que el padre Eduardo Pironio fue el primer rector del clero secular en el Seminario de Devoto. Pironio tenía un magnetismo muy especial para nosotros, los seminaristas”, agregó.

Mayor información: www.radiomaria.org.ar.+