Miércoles 5 de octubre de 2022

90º Aniversario de la parroquia Jesús de la Buena Esperanza

  • 20 de septiembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El templo ubicado en Villa Devoto, celebra casi un siglo de vida y desde inicios de septiembre se realizan actividades para conmemorar un nuevo aniversario. El cardenal Poli presidirá la misa central.
Doná a AICA.org

La parroquia Jesús de la Buena Esperanza (José León Cabezón 3350, del barrio porteño de Villa Devoto) celebra su 90° aniversario. Los festejos comenzaron a comienzos de septiembre con diferentes actividades, procesiones, misas, relatos a niños y sus familias de la historia de la parroquia, encuentros corales y de catequesis.

A lo largo de la semana del 18 al 25 de septiembre, la comunidad parroquial realiza visitas a vecinos, negocios e instituciones barriales para recoger peticiones e invitar a las misas aniversario.

Desde mañana miércoles 21 al viernes 23 de 18.30 a 19.30 se realizará en el atrio de la parroquia un relato de la historia y oración a Jesús de la Buenas Esperanza. También se realizará la exposición y adoración del Santísimo Sacramento.

El sábado 24 de 13 a 18.30 se compartirá un ágape comunitario, una muestra fotográfica que recorre los 90 años de vida parroquial, con muestra de diversos objetos y la proyección de un video elaborado con el aporte de la comunidad. También se celebrará una misa por los afligidos y agobiados, con unción de los enfermos e imposición de manos.

Finalmente, el domingo 25 de 10.30 a 11 tendrá lugar la celebración de la misa aniversario que presidirá el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli. Al término de la celebración habrá una bendición del mural en el patio de la parroquia.

90 años de vida anunciando la Buena Noticia
La preparación espiritual de la parroquia Jesús de la Buena Esperanza comenzó en 1931 por medio de misiones bajo carpa. Allí se trajo la imagen de Jesús de la Buena Esperanza desde la parroquia de San Antonio de Padua y los seminaristas fueron los primeros catequistas del barrio. 

La parroquia fue bendecida por monseñor Santiago Copello el 25 de julio de 1932 y en septiembre de ese año, el templo, que fue el primero dedicado al Señor de la Buena Esperanza, fue inaugurado formalmente.

El primer párroco fue el presbítero José Roccatagliata, a quien le sucedieron José Mauricio Gastón (1936-1961), Manuel B. Fernández (1961-1967) y Osvaldo Santagada (1975-1979).

La imagen del Señor de Jesús de la Buena Esperanza, es una copia de una antiquísima y milagrosa estatua ubicada en la ciudad de Quito, Ecuador.

Su historia se remonta al año 1652, cuando por las calles de Quito, vagaba sin guía una mula cargada de un enorme bulto y llegó a la portería del convento de San Agustín y se deslizó sobre el suelo sin que nada lo pudiese mover.

Una vez abierta la carga que llevaba el animal se encontró una hermosa escultura de Jesús de la Buena Esperanza con una túnica de terciopelo y unas sandalias de oro con incrustaciones de joyas preciosas. Los lugareños quisieron trasladar la estatua al templo pero todo esfuerzo fue inútil y entonces la escultura debió dejarse en la portería del convento. 

Desde entonces se convirtió en sitio de peregrinación del pueblo católico de Quito; los milagros y favores aumentaron la fe y multiplicaron la cantidad de fieles y creyentes. Además hubo un milagro que aumentó y ayudó al renombre de Jesús de la Buena Esperanza.+