Martes 28 de mayo de 2024

Año jubilar con indulgencias por los 80 años de la muerte de la Madre Pacheco

  • 7 de julio, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo de Avellaneda-Lanús, presidió la Eucaristía y apertura de la puerta santa y destacó la vida de la Sierva de Dios, fundadora de las Hnas Misioneras Catequistas de Cristo Rey.
Doná a AICA.org

El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Marcelo Margni, presidió la Eucaristía por el 80º aniversario del fallecimiento de la madre Mercedes del Carmen Pacheco, fundadora de la congregación de las Hermanas Misioneras Catequistas de Cristo Rey, aniversario que marcó el inicio del año jubilar con indulgencias, establecido por decreto pontificio.

La misa fue celebrada en la capilla Nuestro Señor de la Salud, de la calle Anchorena de la ciudad de Buenos Aires, construida por la madre fundadora dentro de la casa de la congregación, lugar donde falleció.

Antes del inicio de la celebración litúrgica, el prelado realizó la apertura de la puerta santa, lo cual dio comienzo formal al año jubilar.

“Los vecinos de este barrio, dijo el prelado en su homilía, encontrarán en esta puerta que hemos abierto hoy un signo de la misericordia de Dios”. “Es bueno volver el corazón a aquellos que dieron testimonio entre nosotros de cómo atender a los pobres y sin hacer ruido, en tiempos de tantos ruidos, de tanta gente que se hace ver, de gente que busca, inclusive en la solidaridad y en el dar a los demás, aparentar”, continuó.

Además, el obispo de Avellaneda destacó: “Queremos encontrar, en el testimonio de la madre Mercedes, a una mujer que supo interpretar, a la luz del llamado de Dios, un modo de responder a las necesidades de los hermanos. Primero ella, siguiéndolo al Señor, luego fundando las Hermanas Misioneras de Cristo Rey, y formando esta familia de mujeres consagradas a Dios y queriendo seguir lo que Dios estaba indicando en estos tiempos”.

“A los clamores de la historia, Dios responde con nombres, con personas. Esos son los testigos de la fe, los siervos de Dios, los beatos y los santos de la Iglesia en la humidad. Personas que supieron responder a los clamores de Dios y Dios ha soñado en ellos un modo de respuesta a lo que el pueblo necesita”, agregó, al tiempo que subrayó que “todos nosotros somos una vocación, una misión, todos nosotros somos nombres que Dios soñó para responder a las necesidades de su pueblo”.

Y finalizó: “Mirando a la madre Mercedes Pacheco, podremos encontrar una respuesta de Dios a la historia, un modo de vivir el Evangelio donándose para los demás”.

Por otra parte, por concesión de la Penitenciaría Apostólica, se puede obtener la indulgencia plenaria también en el santuario de la capilla Nuestro Señor de la Salud (Anchorena 1563 - CABA), desde el 30 de junio de este año hasta el mismo día de 2024.

La indulgencia puede obtenerse una vez al día y para obtenerla, además de estar en gracia, es necesario que el cristiano tenga la disposición interior de desprenderse completamente del pecado, incluso del pecado venial, se confiese sacramentalmente de sus pecados, reciba la Sagrada Eucaristía, preferentemente participando de una misa, y ore por las intenciones del Sumo Pontífice.

La sierva de Dios Madre Mercedes del Carmen Pacheco fundó en agosto de 1895, en San Miguel de Tucumán, la congregación de las Catequistas de Cristo Rey, que cuenta con 18 casas, hogares y escuelas en las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Salta y Catamarca, y también en el Paraguay y el Uruguay.+