Jueves 1 de diciembre de 2022

"Dar testimonio con entusiasmo y certeza"

  • 30 de abril, 2019
  • San Martín (Buenos Aires)
En su homilía para el segundo domingo de Pascua, monseñor Han Lim Moon, obispo auxiliar de San Martín, predicó sobre "Jesús resucitado", quien se aparece "el primer día de la semana", es decir, el domingo. "La paz esté con ustedes", dijo Jesús a sus discípulos, "esa paz que transmite Jesús resucitado es el fruto del triunfo sobre la muerte, que nada ni nadie puede quitar", indicó el prelado.
Doná a AICA.org
Monseñor Han Lim Moon, obispo auxiliar de San Martín, comenzó su reflexión dominical de este 28 de abril, segundo domingo de Pascua y fiesta de la Divina Misericordia, recordando el significado de la palabra domingo, del latín "dominus", es decir, "el Día del Señor".

"La paz esté con ustedes", dijo Jesús a sus discípulos, "esa paz que transmite Jesús resucitado es el fruto del triunfo sobre la muerte, que nada ni nadie puede quitar", indicó el prelado, y además, "les trajo gran alegría", soplando sobre ellos para que "reciban el Espíritu Santo".

Haciendo referencia al relato evangélico de San Juan, el obispo auxiliar de San Martín continuó recordando el gesto del Señor cuando "resucita y hace nuevas creaturas a
través de su perdón a los hombres seriamente heridos por el pecado".

De este modo, "le confía a la comunidad de los apóstoles su mismo poder de la resurrección y de recreación a través de su perdón de los pecados al decirles: ?Los pecados serán perdonados a los que ustedes se lo perdonen?", señaló monseñor Moon.



"Jesús resucitado envía a sus apóstoles para que convoquen a su comunidad a los que no lo conocen para que lo encuentren y tengan la paz y alegría", subrayó, donde aparecen todos los estilos de apóstoles, hasta "el prototipo del no creyente", es decir, Tomás. "Por eso el lugar por excelencia del encuentro con Jesús resucitado es la celebración de la Eucaristía dominical en comunidad", mencionó.

Al concluir, monseñor Moon recuerda que todo el pueblo se convierte en discípulo a partir de las palabras de Jesús: "Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes", e invitó a la comunidad diocesana a "dar testimonio con entusiasmo y certeza junto a los apóstoles".+