Sábado 10 de abril de 2021

El Card. Poli animó a "ir a José" e inauguró su Año Jubilar

  • 30 de diciembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
"La historia de San José es un camino trazado de sueños", afirmó el cardenal Mario Poli al inaugurar el Año Jubilar de San José para la arquidiócesis de Buenos Aires en la basílica de Flores.
Doná a AICA.org

En la solemnidad de la Sagrada Familia, el domingo 27 de diciembre, el cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, inauguró el año Jubilar de San José para la ciudad de Buenos Aires en la basílica homónima del barrio porteño de Flores

En una ceremonia concelebrada con los sacerdotes de la histórica basílica de San José, el cardenal instó a los fieles a “ir a José” para encontrar al hombre fiel y trabajador que enseñó las primeras artes a Jesús, y supo “ponerse la familia al hombro” en tiempos difíciles. 

“La fiesta de la Sagrada Familia nos permite visitar la casa de Jesús y comprender cómo fue su vida. En la familia de Nazaret creció el hijo de Dios y el hijo del hombre”, dijo el cardenal, y agregó que la fiesta “nos permite detenernos en el que hizo de padre en la familia de Nazaret”, San José.

En relación al santo, dijo que “fue un hombre feliz que se complacía en la ley del Señor. Un hombre justo, que enseñó el camino de los justos”. Cuando “los ángeles se le presentan en sueños, él no duda que en ellos se manifiesta Dios. Los sueños de José se convirtieron en revelaciones. Él supo ponerse al servicio, se mostró decidido y emprendedor para proteger a su familia”, continuó describiendo el cardenal.

“La historia de San José es un camino trazado de sueños”, afirmó luego en relación a los cuatro sueños en los que se le presenta el ángel, y definió a José como “el soñador silencioso”. “Su testimonio nos da el ejemplo de que Dios nunca nos suelta de su mano”. 

Además, el arzobispo de Buenos Aires llamó al cuidado de toda vida y animó a ser como José, que buscó todos los medios posibles para que el Niño pueda nacer. Asimismo, deseó que, en la medida de las posibilidades, sean muchos los peregrinos que se acerquen a recibir la fortaleza que encontramos cuando “miramos a San José”.+