Lunes 17 de junio de 2024

Vida Consagrada: Iluminados por el Evangelio salir al encuentro del Señor y de los hermanos

  • 1 de febrero, 2022
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
Con motivo de la XXVI Jornada Mundial de la Vida Consagrada, la CLAR, da gracias a Dios "por la multiplicidad de formas y carismas".
Doná a AICA.org

“Es la hora de recuperar la clave evangélica del servicio”, animó la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR) en su saludo a los religiosos y religiosas por la XXVI Jornada Mundial de Vida Consagrada que se celebra el 2 de febrero.

La CLAR, agradece a Dios “por la multiplicidad de formas y carismas”, y felicita “a quienes con su vida entregada a tan noble vocación hacemos más alegre y esperanzador el caminar de muchos hermanos con nuestra oración, fidelidad, cercanía, amistad, creatividad y perseverancia en la vivencia del propio carisma”.

El mensaje está dedicado a los consagrados: tanto a los de vida contemplativa, como a los dedicados al apostolado, a los miembros de los institutos seculares y sociedades de vida apostólica, vírgenes consagradas y eremitas, quienes con su existencia “dan testimonio del amor a Cristo en todos los campos de la vida eclesial y social”.

“Nos encontramos viviendo con intensidad el tiempo presente, abrazados por la incertidumbre e intentando generar respuestas a las tantas preguntas que nos rodean”, escribe la CLAR y por tanto “desde el lugar donde nos encontremos y con los hermanos con los que estemos, renovemos nuestra consagración a Dios y salgamos con la luz del Evangelio al encuentro del Señor y de nuestros hermanos”.

Y añaden: “En nuestra preocupación profética vemos claro que es la hora de revisar las estructuras, la organización y el ejercicio de la autoridad y de recuperar la clave evangélica del servicio”.

Además, señala la CLAR en su mensaje, que “es la hora de servir a la humanidad, de abandonar todo abuso –de poder, de conciencia y sexual–, para liberarnos y liberar de toda esclavitud. Es la hora de impulsar relaciones sinodales en nuestro ser y quehacer”.

“Es la hora de caminar en minoridad con el pueblo, de motivar la dinámica de colaboración y de corresponsabilidad, de articular la participación de todos y de aprender a vivir desde la cercanía y la horizontalidad”.

Asimismo, destacan que “en la Primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe se reconoció que la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR) desde hace un largo tiempo está contribuyendo a generar una creciente mentalidad y práctica de sinodalidad en nuestra Iglesia”.

“Este reconocimiento confirma nuestro compromiso de crear las instancias para promover conversatorios entre nuestros obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos, para compartir, crear confianzas y desarrollar tareas en conjunto frente a los temas de vida, teniendo una sola alma y corazón orientado hacia Dios”, apuntaron.

Por ahora el compromiso sigue firme en “promover y formar nuevos liderazgos, especialmente de la mujer y de los laicos como ciudadanos en pleno del cuerpo eclesial”.+