Lunes 27 de mayo de 2024

El Vaticano informó que enviarán al espacio la oración del Papa en plena pandemia

  • 27 de marzo, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede se une a la Agencia Espacial Italiana para poner en órbita el mensaje del Papa a bordo del satélite Spei Satelles ("Guardián de la Esperanza").
Doná a AICA.org

El Vaticano lanzará un cohete con un nano-satélite, que contendrá una versión digital y minúscula de las fotos y el texto de la oración del papa Francisco del 27 de marzo de 2020, cuando rezó en una plaza de San Pedro vacía por la pandemia, transmitiendo así sus palabras a través del espacio.

El proyecto SpeiSat 3U CubeSat fue presentado este lunes por el Vaticano, y se lanzará el 10 de junio de 2023 desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg, en el estado estadounidense de California, a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9, que lo colocará en la órbita terrestre baja (LEO), a una altitud de 525 km.

El satélite, del tamaño de una pelota de fútbol americano, albergará una versión en "nanolibro" del texto del papa Francisco ¿Por qué tienes miedo? ¿No tienes fe?, el cual contiene imágenes y palabras de la Statio Orbis.

El nanolibro fue creado por la Universidad Politécnica de Turín, tiene aproximadamente el tamaño de la punta de un bolígrafo y solo puede ser leído por dispositivos de lectura de nanotecnología altamente avanzados.

Sin embargo, cualquier persona con una radio amateur de banda UHF puede captar una transmisión transmitida desde el satélite en 437,5 MHz, para escuchar extractos del libro del Papa mientras este pasa por encima.

El miércoles 29 de mayo, al final de la audiencia general, el pontífice bendecirá el satélite y el nanolibro antes de su traslado para los últimos controles técnicos previos al lanzamiento.

"El satélite se pondrá en órbita terrestre baja -a una altitud aproximada de 525 kilómetros- y seguirá una órbita sincrónica solar, que combina altura e inclinación, de tal modo que el CubeSat sobrevolará siempre un mismo punto de la superficie terrestre a la misma hora solar local", según los organizadores. El hecho constituirá “un unicum en la historia de la exploración espacial y en la vida de la Iglesia Católica”, añadieron los organizadores.

Según un comunicado de prensa, el sitio web www.speisatelles.org brinda a las personas la oportunidad de seguir el progreso de la misión y de tener su nombre inscripto en un chip de memoria a bordo de SpeiSat.

“Para obtener una tarjeta de embarque virtual, se pedirá a los interesados que se comprometan a realizar una obra de misericordia en nombre de la paz y la esperanza”, se lee en el comunicado. “Cada persona involucrada puede convertirse así en una semilla concreta de esperanza en su vida diaria”.

El satélite podría permanecer potencialmente en órbita hasta 12 años, pero el transmisor de radio seguirá transmitiendo solo entre 6 meses y un año, debido a las limitaciones inducidas por la batería.

Icono profético de esperanza
El Dicasterio para la Comunicación del Vaticano está promoviendo la iniciativa en colaboración con la Agencia Espacial Italiana, el Consejo Nacional de Investigación, la Universidad Politécnica de Turín, el Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro (IDGCE) , el Instituto Universitario Salesiano de Venecia (IUSVE) y el Apostolado Digital de la Arquidiócesis de Turín.

El padre Luca Peyron, quien dirige el Apostolado Digital de Turín, dijo a los periodistas que el SpeiSat lleva un mensaje profético de esperanza, difundido a través de las maravillas de la tecnología avanzada.

“Aunque el nanolibro no se puede leer a simple vista”, dijo, “estará allí, orbitando nuestro planeta. Por lo tanto, se convierte en un signo y un ícono, al igual que el papa Francisco cuando estaba solo en la Plaza de San Pedro vacía”.

En 2021, un año después del acontecimiento citado, las fotos y textos de aquel Statio Orbis, ese momento extraordinario de oración, se depositaron también en un nanolibro en el banco mundial de semillas, en el Svalbard Seed Vault en Noruega, como “semillas de esperanza”.+