Martes 21 de mayo de 2024

Urgente llamado para cortar el financiamiento al terrorismo

  • 17 de noviembre, 2015
  • Alepo (Siria) (AICA)
Monseñor Georges Abou Khazen OFM, vicario apostólico de Alepo de los Latinos, aseguró en declaraciones a la agencia Fides que la masacre de París es un llamado a todos los hombres a redescubrir la unidad y, sobre todo, "dejar de financiar, de armar y de adiestrar a los terroristas que actúan en Medio Oriente y ahora también en Europa".
Doná a AICA.org
Monseñor Georges Abou Khazen OFM, vicario apostólico de Alepo de los Latinos, aseguró en declaraciones a la agencia Fides que la masacre de París es un llamado a todos los hombres a redescubrir la unidad y, sobre todo, "dejar de financiar, de armar y de adiestrar a los terroristas que actúan en Medio Oriente y ahora también en Europa".

"Estamos profundamente entristecidos y lamentamos mucho lo ocurrido. Queremos expresar nuestras condolencias y solidaridad a las víctimas de la masacre de París y a toda Europa. El terrorismo es una ideología que no perdona a nadie. El pueblo sirio entiende muy bien la situación de angustia en la que hoy se encuentran los ciudadanos europeos. Aquí llevamos años sufriendo masacres y viviendo en el miedo", dijo el prelado.

Monseñor Khazen explicó a Fides: "El terrorismo es un monstruo que no se puede controlar, una ideología de muerte que no respeta nada ni a nadie, que asesina siempre y en todas partes. En Siria lo conocemos bien, porque desde hace años sufrimos los ataques terroristas que causaron miles de refugiados. Todo esto sucedió ante la indiferencia de la comunidad internacional".

"Después de la masacre de París -agregó- tenemos que encontrar una unidad fuerte y auténtica para combatir el terrorismo. Como dijimos muchas veces, los grupos terroristas como el ISIS, son financiados, adiestrados y armados por las grandes potencias, por intereses puramente económicos y políticos. ¿Quién los apoya? Es un tema que el Papa también planteó y que no se quiso escuchar".

Por ello, según el obispo, "la respuesta política es la de dejar de prestar apoyo a esos grupos, promotores de muerte, que se refugian en una ideología religiosa".

Por último, en lo que se refiere a lo religioso y espiritual, concluyó diciendo que "como cristianos sólo podemos mirar hacia el Jubileo de la Misericordia y orar para que el Señor infunda su espíritu de piedad en los corazones y las mentes de los hombres".+