Viernes 7 de mayo de 2021

Un sello postal de Navidad con impronta dominicana

  • 11 de noviembre, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
El Correo Argentino presentó el sello postal de Navidad, que este año es ilustrado con un óleo de Fray Guillermo Butler OP, uno de los distinguidos artistas religiosos del siglo XX. La presentación de esta emisión se une al jubileo de la Orden de Predicadores, por los 800 años de su confirmación pontificia y los 555 años de presencia en la Argentina.
Doná a AICA.org
El Correo Argentino presentó el sello postal de Navidad, que este año es ilustrado con un óleo de Fray Guillermo Butler OP, el más importante artista sacro que dio la Argentina. La presentación de esta emisión se une al jubileo de la Orden de Predicadores, por los 800 años de su confirmación pontificia y los 555 años de presencia en la Argentina.

El sello reproduce el cuadro "Sagrada Familia", en el que se resumen los temas más queridos y cultivados por fray Guillermo Butler: las serranías cordobesas como fondo y ambientación, un arco de claustro enmarcando las figuras, y la Santísima Virgen con el Niño, centro de atención de san José y cuatro ángeles.

Fray Guillermo Butler OP (1880-1961)
Hijo de Guillermo Butler, irlandés, y de María Batto, italiana, adoptó el nombre de su padre al ingresar a la Orden de Predicadores cuando contaba 16 años. Su nombre de bautismo era Juan. Tras su ordenación sacerdotal estudió pintura con el eximio retratista y acuarelista catamarqueño Emilio Carafa y en 1908 viajó a Europa, donde se perfeccionó con el pintor francés Louis-Marie Desiré López. Regresó a Buenos Aires en 1915 y en 1925 fue galardonado con el Premio Nacional de Pintura. Expuso en Venecia en 1919, en Florencia y en Madrid.

En el ámbito secularizado del siglo XX, fray Guillermo Butler se distinguió como el artista religioso de mayor trascendencia en la historia de la pintura argentina. Sus motivos fueron los temas sacros y la serie de paisajes de las Sierras de Córdoba. El tratamiento dado a los escenarios naturales de su provincia natal recuerda atmósferas idílicas de silencio y soledad. De ellas emana un hálito espiritual que las aleja del naturalismo y las acerca a una concepción ingenua y poética de la imagen.

En su carácter de religioso y de artista, este dominico conocía el sentido instrumental de la existencia. Era un cristiano para quien la obra da fe de la Fe y así concibió la esencia estética, como apostolado evangélico cuyo objetivo es hacer conocer al hombre la obra divina.

Realizó vitrales en la capilla del Colegio de la Anunciata del barrio porteño de la Recoleta, en la iglesia del Salvador de Buenos Aires, en la catedral de la Inmaculada Concepción, de Villa María (Córdoba), y en el convento de Santo Domingo, donde residía.

El 5 de abril de 1939 fundó la Academia Beato Angélico -de quien era gran admirador- y fue miembro fundador de la Academia Nacional de Bellas Artes. Su obra de carácter religioso e íntimo se halla representada en el Museo Nacional de Bellas Artes y en los museos de Córdoba, Santa Fe, Museo Castagnino de Rosario y en Tucumán.

Fray Guillermo Butler murió en Buenos Aires el 17 de julio de 1961.+