Domingo 4 de diciembre de 2022

Ultiman detalles del Viacrucis Formoseño por Postas

  • 5 de abril, 2022
  • Formosa (AICA)
La manifestación de fe, tanto a pie como en bicicleta, recorre las 14 cruces a lo largo de las rutas 81 y 86. Ciclistas salen mañana y el viernes los peregrinos. Tras dos años, vuelve a ser presencial
Doná a AICA.org

Después de suspenderse durante dos años por las restricciones impuestas por el Estado nacional y provincial a raíz de la pandemia, los organizadores del Viacrucis Formoseño por Postas ultiman los detalles de esta fiesta que une hace 25 años a los peregrinos a pie y hace 15 a quienes hacen el trayecto en bicicleta.

Este año, la expresión de fe popular en las calles se enmarca en el centenario del natalicio de monseñor Raúl Marcelo Scozzina, quien fue el mentor de esta iniciativa en el contexto de la Semana Santa.

“Haber recuperado la posibilidad de volver a encontrarnos, con los hermanos de las diferentes comunidades, en cada una de las 14 cruces plantadas a lo largo de la ruta 81, produce una enorme alegría y renueva la esperanza de que en ese transitar se encontrarán respuestas a muchos interrogantes y situaciones personales”, destacaron los organizadores.

“La adrenalina que corre es producto del inmenso amor que Dios nos regala a todos para poder realizar este ejercicio. Oración, imaginación, fe son pilares fundamentales en este proceso”, agregaron.

La edición 2022 comenzará mañana, miércoles 6 de abril, en horas de la madrugada, con la salida de los cicloperegrinos por la ruta nacional 81 y 86. En tanto que, los peregrinos se sumarán hacia la primera cruz, el viernes 8 a las 18, y se subirán a la ruta el sábado 9 a las 6.

Según los organizadores, las 14 cruces plantadas a lo largo de la ruta 81 recuerdan “la presencia viva de un Jesús que no nos abandona, cualquiera sea la circunstancia. Un Dios fiel a su pueblo, un pueblo que sufrió y sufre los arrebatos de los hombres, un pueblo que llora por las pérdidas de sus hijos, un pueblo que ama y quiere ser amado por su Dios.

“Por la Cruz, gesto de amor inmenso, permanece junto a nosotros, Jesús”, la consigna que moviliza este viacrucis.

La 1° Cruz se encuentra en la ciudad de Formosa, en el Centro de Capacitación Juan Pablo II, donde los hermanos se congregan el viernes 8 a las 20, finalizando la primera posta.

El sábado 9, los peregrinos llegan a la 2° Cruz, emplazada en la en acceso a San Hilario, continuando camino hacia la 3° Cruz, ubicada en la localidad de Gran Guardia, cruz que recuerda a los muertos en el servicio de la civilización y a las víctimas de la barbarie. 

Siguiendo el peregrinar, se llega a la 4° Cruz ubicada en la localidad de Pirané, para luego partir hacia la 5° Cruz en Palo Santo. En horas de siesta se llega a la 6° Cruz en Bartolomé de las Casas, evocando al heroico maestro del interior formoseño. 

Los peregrinos se dirigen más tarde a la localidad de Ibarreta, donde se halla la 7° Cruz en homenaje a los inmigrantes y a los colonos. Desde allí se parte rápidamente hacia la 8° Cruz ubicada en Pozo del Tigre, recordando a las mujeres heroicas, las mártires, las aborígenes, la gringa y a la maestra. Para finalizar el día, se llega a la localidad de Las Lomitas, donde se encuentra la 9° Cruz, que se levanta como desagravio a Cristo ultrajado y vilipendiado en los hermanos aborígenes.

El domingo 10 de abril comienza con la llegada a la 10° Cruz, ubicada en la localidad de Juan Bazán, para compartir un momento con los hermanos de esa comunidad. A continuación, se parte hacia Laguna Yema, donde se recuerda a los misioneros en la 11° Cruz. Se prosigue el peregrinar hacia la 12° Cruz ubicada en los Chiriguanos, cruz plantada como gratitud a Vialidad Provincial. Cerca del mediodía se llega a la localidad de Ingeniero Juárez en la 13° Cruz. Allí se reza en la cruz por la noche y se camina en procesión hasta la parroquia Nuestra Señora de la Merced, para participar de la celebración eucarística.

Al día siguiente, lunes 11, en horas muy temprana se realiza la oración inicial del día, antes de partir hacia el límite con Salta, donde se encuentra la 14° Cruz, en gratitud a los sacerdotes, religiosos y laicos que trabajaron en la instrumentación de las cruces y un homenaje especial todos los muertos en la ruta 81. Esta es la última cruz del viacrucis que está acompañada por tres imágenes: la Virgen de Luján, patrona de la Argentina; la Virgen del Milagro, patrona de Salta y la Virgen del Carmen, patrona de Formosa.

Allí se produce el reencuentro entre los ciclistas y los peregrinos después de tanto andar y es donde fluyen las emociones y se ponen de pie para dar lugar a las lágrimas. Para finalizar el recorrido, se celebra una misa consagrada con sacerdotes de Formosa y de Salta. Y a su término, tras haber recorrido más de 500 kilómetros, “los cuerpos ya cansados pero el espíritu regocijado en el Señor” los fieles retornan a sus hogares.+