Sábado 29 de enero de 2022

Trasladan los restos de Mons. Buccolini, tercer obispo de Río Gallegos

  • 10 de abril, 2019
  • Río Gallegos (Santa Cruz)
Los restos monseñor Alejandro Buccolini SDB, tercer obispo de Río Gallegos, serán trasladados mañana, jueves 11 de abril, a las 11, desde el cementerio de la capital santacruceño al santuario diocesano de María del Rosario de San Nicolás, donde el prelado pidió en vida que quedaran depositados.
Doná a AICA.org
Los restos monseñor Alejandro Buccolini SDB, tercer obispo de Río Gallegos, serán trasladados mañana, jueves 11 de abril, a las 11, desde el cementerio de la capital santacruceño al santuario diocesano de María del Rosario de San Nicolás, donde el prelado pidió en vida que quedaran depositados.

"Quizá no tengamos todavía la conciencia de lo que significará este lugar en el futuro? sin embargo ya podemos hablar de que este lugar es un lugar grande? Un lugar querido por la Virgen", expresó oportunamente monseñor Buccolini.

El obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge Ignacio García Cuerva, y los sacerdotes del clero diocesano invitaron al pueblo de Dios que camina en esta Patagonia austral a acompañar el traslado de los restos del "querido padre obispo".



En declaraciones a Radio Río Gallegos (FM UNO 91.7 Mhz), el sacerdote Sergio Latini dijo que se está "preparando un lugar para llevar los restos de monseñor Bucolini porque él lo quiso y así lo pidió. Junto a la Virgen de San Nicolás, en el santuario de San Nicolás, en la esquina de Prefectura Naval y Alvear".

"Monseñor Bucolini siempre tuvo mucha devoción a María del Rosario", recordó, y dijo que el prelado fallecido era una persona "muy querida, que se manejaba muy cercano a la gente en la calle".

Monseñor Buccolini falleció el 6 de junio de 2014, a los 84 años de edad, en la Casa Inspectorial de los Salesianos de Don Bosco, en el barrio porteño de Almagro, tras lo cual sus restos fueron trasladados a la basílica de María Auxiliadora de Río Gallegos para la misa exequial y su posterior inhumación en el panteón que los salesianos tienen en el cementerio local.+